Memento mori: Las fotografías de los seres queridos tras su muerte
Memento mori: Las fotografías de los seres queridos tras su muerte

Memento mori: Las fotografías de los seres queridos tras su muerte

1 minuto de lectura

Este tipo de fotografías «Memento mori» se tomaban para mantener el recuerdo de los seres queridos que ya se habían ido de este mundo.

Hoy en día, pensar en tomarle unas fotografías a tus seres queridos poco después de que haya muerto puede parecer morboso.

Era una época muy distinta, una en la que tener retratos de familia era un lujo y la muerte, sobre todo de niños, frecuente. Es por eso que este tipo de fotografías se convirtieron en una forma de conmemorar a los muertos y de atenuar la agudeza del dolor.

Son imágenes inquietantes y extrañamente conmovedoras, en las que las familias posan con los muertos, los bebés parecen dormidos y los jóvenes aparecen elegantemente inclinados, como si la enfermedad que les quitó la vida los hubiera hecho más bellos.

Muerte presente

Las fotos  son de la era victoriana británica de la década de 1830 hasta 1900.

En ese entonces, la vida estaba impregnada de muerte. Epidemias como la difteria, el tifus y el cólera cobraban miles de vidas, y desde 1861, con la muerte de su amado esposo, el príncipe Alberto, la desconsolada reina Victoria puso de moda el duelo.

Los memento mori, que literalmente significa «recuerda que morirás», ya eran comunes.

Los deudos cargaban consigo mechones de pelo de los muertos guardados en medallones y anillos, se crearon máscaras mortuorias en cera, e imágenes y símbolos de la muerte aparecían en pinturas y esculturas.

Pero a mediados de 1800, la fotografía se estaba volviendo cada vez más popular y asequible, lo que hizo posible que el surgimiento del retrato fotográfico como memento mori.

 

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en  BBC MUNDO

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog