Científicos crean un mapa para seguir los caminos del odio en las redes
Científicos crean un mapa para seguir los caminos del odio en las redes

Científicos crean un mapa para seguir los caminos del odio en las redes

//
1 minuto de lectura

Construyen un mapa que puede definir cómo interactúa el odio en las redes sociales.

El odio es un intento por rechazar o eliminar aquello que nos genera disgusto; es decir, sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo.

A veces, este sentimiento es tan intenso que acaba justificando pensamientos o acciones que, de otro modo, serían inadmisibles.  Por eso, no sorprende que el odio haya encontrado en las redes sociales el medio perfecto para extenderse rápidamente. Los odiadores pueden rodearse de personas con ideas afines y reafirmarse constantemente en sus convicciones.

Pueden odiar con total libertad, protegidos por el anonimato, y despersonalizar al máximo a las personas odiadas.

Neil Johnson, profesor de física en la Universidad George Washington, Estados Unidos, trata de aplicar las leyes matemáticas y físicas para estudiar este comportamiento y tratar de erradicarlo de las redes sociales.

Un estudio que acaba de publicar en Nature revela que el odio se extiende a través de grupos autoorganizados de distintos tamaños. Como si se tratase de un monstruo de varias cabezas, grupos de neonazis o racistas del Ku Klux Klan forman redes muy adaptables que pueden atravesar las fronteras de los países y extenderse por todas las plataformas.

«El odio destruye vidas. No solo como hemos visto en El Paso, Orlando o Nueva Zelanda –ha explicado Neil Johnson, refiriéndose a varias de las últimas matanzas–. Sino también psicológicamente, a través del acoso y de su característica retórica».

 

 

Siga leyendo esta interesante noticia en  ABC ciencia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog