La necesidad de hacer la fotografía perfecta

1 minuto de lectura

La necesidad de hacer la fotografía perfecta

 

Con el mundo digital ha nacido la necesidad de hacer, cueste lo que cueste, la fotografía perfecta. Todo bien medido, el horizonte equilibrado. La composición soñada gracias a los mejores objetivos y las cámaras de última generación ¿Realmente lo necesitamos?

Ya no nos vale con aprender. Queremos hacer la fotografía perfecta. Por eso proliferan los talleres en los que te llevan a las localizaciones que vemos en Instagram. Y dicen que los libros que te muestran las coordenadas y la hora exacta para hacer esa instantánea tienen muy buena acogida.

En los foros y los cursos la gente pide opinión para comprar filtros de densidad neutra para lograr largas exposiciones. O para combinar en un mismo archivo dos exposiciones gracias a los filtros degradados. Todo para lograr ese efecto que tanto se ve en las redes sociales con las nubes movidas y el agua de un lago convertido en espejo.

A veces los viajes se organizan en función de las localizaciones. Islandia es un destino obligado por sus cascadas y mal tiempo. Y otros presumen de encontrar sitios todavía mejores e incluso se atreven a sugerir que los demás gastan el tiempo por no hacerles caso. Parece que tener buenas localizaciones es una especie de señal divina.

Faro1Faro I

No todos, pero sí muchos fotógrafos miran por encima del hombro a los que llevan una Canon, o una Nikon o una Sony. Incluso alardean de llevar móvil, o cámara de gran formato de placas. O una máquina rusa desconocida. Ser distinto a la hora de coger un mero accesorio es motivo de orgullo y satisfacción. Algo que no tiene mucho sentido realmente…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog