Cómo afecta el internet a nuestro cerebro, un órgano tan adaptativo
Cómo afecta el internet a nuestro cerebro, un órgano tan adaptativo

Cómo afecta Internet a nuestro cerebro, un órgano tan adaptativo.

/
1 minuto de lectura

Hay un hecho que nadie puede negar y es que Internet pisa fuerte en nuestra vida cotidiana. Escribimos varios tweets por día, pasamos mucho tiempo viendo fotos en Facebook y chateamos constantemente a través de diferentes servicios de mensajería móvil.

Parece mentira que aunque Internet lleva entre nosotros menos de tres décadas, la tecnología ya ha tenido un impacto inmenso en la humanidad: en la forma de comunicarnos, de fomentar las relaciones y proporcionarnos información.

Pero hay un detalle sobre el que los científicos no están seguros: ¿qué efecto tiene Internet sobre el cerebro humano? Una nueva revisión realizada por investigadores de cinco universidades de Estados Unidos, el Reino Unido y Australia ha intentado encontrar la respuesta.

La teoría dice que la neuroplasticidad, o la capacidad del cerebro de cambiar estructuralmente con el tiempo, significa que las experiencias y lecciones que obtenemos del uso de Internet podrían estar teniendo un eco significativo en él. 

Identificar y comprender estos cambios en niños y adultos jóvenes es particularmente importante ya que sus cerebros aún se están desarrollando. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha expresado su preocupación, recomendando que los niños menores de 5 años no pasen más de 1 hora al día al frente de cualquier tipo de pantalla. 

El estudio, que fue publicado en la revista World Psychiatry, tuvo en cuenta tres áreas: la capacidad de atención y concentración; procesos de memoria; y cognición social. Al examinar numerosos hallazgos de estudios anteriores, los investigadores pudieron analizar si Internet estaba resultando beneficioso o perjudicial en cada uno de estos casos.

Multitarea

Respecto a la multitarea digital, la evidencia mostró que hacer varias cosas a la vez en Internet no mejoraba la capacidad de los individuos para realizar múltiples tareas en otros lugares. De hecho, podría aumentar la probabilidad de que las personas se distrajeran mucho más.

«El flujo ilimitado de mensajes y notificaciones de Internet nos alienta a mantener constantemente una atención dividida, lo que, a su vez, puede disminuir nuestra capacidad para mantener la concentración en una sola tarea», explica Joseph Firth, líder del trabajo.

Continúe leyendo esta interesante investigación en  MUY interesante

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog