Nada mejor que tener unos huesos sanos.
Nada mejor que tener unos huesos sanos.

Aprende a llevar una vida sana y a tener unos huesos a prueba de bomba

3 minutos de lectura

Mantén tus huesos sanos. Nada dice más sobre un cuerpo joven que una espalda fuerte y flexible, que además puede regalarte años de vida.

Ha llegado el momento de que tus huesos salgan del armario. Como está escondido, es fácil olvidarse de él hasta que algo va mal.

Nuestros huesos se debilitan con la edad, pero deberían permanecer lo suficientemente fuertes como para sostenernos a lo largo de la vida. Sin embargo, el esqueleto de algunas personas se deshace a mayor velocidad de lo normal, lo cual lleva a la osteoporosis. Afecta a un tercio de las mujeres, pero no pienses que eres inmune a ella porque nunca has llevado una falda: Uno de cada doce hombres corre el riesgo de padecerla.

Una fractura, un dolor de cuello o de espalda puede trastocar tus planes de dedicarte a la navegación a vela sobre arena tras la jubilación. Una espalda débil es también la razón por la cual mucha gente se encoge a medida que se hace mayor. ¡Perder unos centímetros de altura puede resultar muy caro si te tienen que subir todos los pantalones!

Los huesos de nuestro esqueleto están hechos de una estructura exterior gruesa y de un interior resistente lleno de colágeno (proteína), sales de calcio y otros minerales. El interior se asemeja a un panal con vasos sanguíneos y médula ósea en los espacios entre los huesos. La osteoporosis se produce cuando los agujeros del panal se agrandan, haciéndolo más frágil y más susceptible de romperse con facilidad. La osteoporosis normalmente afecta a todo el esqueleto, pero causa con más frecuencia fracturas en las muñecas, la columna y la cadera.

Una Buena Idea…

¿Tu cama te da dolor de espalda? He aquí una manera de averiguarlo. Túmbate sobre la espalda y desliza una mano por la parte baja de la espalda. Si hay un hueco muy grande, el colchón es muy duro. Si te cuesta pasar la mano, entonces es que es muy blando. Si tu mano pasa sin apenas dificultad, entonces es que el colchón es el adecuado.

De todos modos la buena noticia es que el hueso está vivo y que cambia constantemente. El hueso viejo y desgastado se descompone y es reemplazado por células constructoras de hueso, llamadas osteoblastos. Este proceso se denomina renovación de huesos. Lo importante es que puedes hacer muchas cosas para aumentar la renovación y mejorar la resistencia de tus huesos, sea cual sea tu edad.

Un primer paso es tomar una dieta amiga de los huesos. Probablemente ya sabes que el calcio es esencial. Necesitas entre 700 y 1000 mg al día, que puedes conseguir a partir de por ejemplo, medio litro de leche semidescremada, un yogur bajo en grasa y un bote de requesón al día. Entre las fuentes de calcio no lácteas se incluyen las verduras de hoja verde, las judías en salsa de tomate, las frutas deshidratadas y los pescados azules como los boquerones o las anchoas si se comen con espinas. También lo puedes encontrar en el agua del grifo si vives en una zona donde el agua es dura: ¡Tu recompensa por haber pasado años limpiando de cal la tetera!

La Frase:

«Nunca me rendiré a la vejez hasta que sea vieja. Y todavía no lo soy».

Tina Turner

Si quieres asegurarte de estar tomando suficiente calcio, piensa en tomar un suplemento de calcio diario. Busca uno que contenga vitamina D pues ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Y en relación con los suplementos, asegúrate de no estar tomando demasiada vitamina A. Un estudio reciente sugiere que puede elevar el riesgo de sufrir una fractura. Ten cuidado si tomas un complejo vitamínico y un suplemento de aceite de hígado de bacalao ya que suelen ser ricos en vitamina A. Intenta cambiar a un aceite de pescado, en lugar de tomar un suplemento de aceite de hígado de pescado: La vitamina A se almacena en el hígado del pescado. No deberías tomar más de 1500 mg de vitamina A al día.

Otra Idea Más…

Hacer pesas no es sólo estupendo para los músculos, sino que también fortalece los huesos.

Y aunque puede parecer la última cosa que deberías hacer si tienes los huesos débiles, haz ejercicio. Someter a los huesos a un «estrés» repetitivo estimula su renovación. Nadar o hacer bicicleta no ayuda; es necesario que sea un ejercicio que implique soportar peso como caminar, correr suave, hacer aerobic o bailar.

La Frase:

«Me encantan los paseos largos, sobre todo si los dan las personas que me molestan».

Fred A. Allen, Humorista.

 

 

Tomado de: Sally Brown. Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, de la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog