Compartir en:

El Nacional realizó un recorrido por las ferias escolares y comprobó que los padres y representantes se encuentran con precios exorbitantes: la lista, sin los libros, puede alcanzar los 350.000 bolívares.

El regreso a clases es sinónimo de ilusión para los estudiantes. Sin embargo, adquirir los útiles escolares se ha convertido en un lujo. Se necesita al menos el equivalente a poco más de 69 salarios mínimos para dotar a los muchachos de lo necesario para un nuevo calendario escolar.

  • Dos pantalones o faldas: 260.000 bolívares.
  • Tres camisas: 360.000 bolívares.
  • Tres pares de medias blancas: 120.000 bolívares.
  • Un par de zapatos negros: 530.000 bolívares.
  • Un par de zapatos deportivos: 800.000 bolívares.
  • Lista escolar sin libros: 350.000 bolívares.
  • Lonchera y bolso: 350.000 bolívares.

Para esa mínima dotación, que no es suficiente para todo el año escolar, se deben invertir 2.770.000 bolívares, sin incluir los libros, cuyo precio hace que ese monto se eleve aún más.

Aunque faltan unos días para el inicio de las actividades escolares, muchos padres decidieron hacerle frente a la hiperinflación comprando los útiles y uniformes de forma progresiva.

Las ferias escolares registraron poca afluencia, aunque son los sitios donde uniformes e implementos escolares se consiguen a menor precio.

Alfredo Mendieta, encargado de un puesto en una feria escolar de Chacaíto, destacó que las ventas bajaron 50% en comparación con años anteriores. Lo atribuye a los altos costos debido a que todo está valorizado en dólares.

Mendienta explicó que muchos clientes deben ajustar su presupuesto. Por ello, realizan compras por separado cada semana y en distintos lugares, «no como anteriormente que compraban la lista en un solo lugar».

Meiby Zambrano, madre de dos hijos, narró las dificultades que ha afrontado para adquirir la lista escolar. «Este año ha sido una locura. No contamos con el dinero suficiente para comprar los útiles. Estamos comprando una semana dos cuadernos, otra los zapatos y así vamos haciendo, porque realmente el sueldo no alcanza”, señaló.

Útiles escolares

Algunos puestos de las ferias en Caracas ofrecen combos para beneficiar a los clientes. Estos no cuentan, sin embargo, con todo lo que exige la lista escolar

Daniela Machado, dueña de un puesto de venta de útiles, contó que «muchos padres vienen con una hoja y un lápiz, anotan los precios y se lamentan por no poder comprar a sus hijos lo necesario para ir dignamente al colegio”.

Añadió: «Los precios cambian a diario porque la mercancía que nosotros tenemos la compramos por el sistema de consignación y al momento de pagarla se hace al precio del dólar del día. Muchas veces las ganancias se convierten en pérdidas».

Los libros para primaria y bachillerato no escapan de la crisis. Mi jardín, que usan los niños de primaria para aprender a leer, cuesta entre 50.000 bolívares y 70.000 bolívares. Los de bachillerato tienen un valor entre 170.000 bolívares y 190.000 bolívares, lo que equivale a más de 4 sueldos mínimos.

 

Vía El Nacional.

Compartir en: