Trucos y consejos para conseguir buenos retratos de grupo

2 minutos de lectura

Trucos y consejos para conseguir buenos retratos de grupo

 

Por eso, y porque este tipo de tomas van mucho más allá de simplemente pedir a las personas que se junten, asegurarse de que todas entren dentro del encuadre y “rezar” para que ninguna salga con los ojos cerrados, hay que saber afrontarlas con la necesaria solvencia, para lo cual os vamos a ofrecer una serie de consejos y recomendaciones.
Trucos Consejos Retratos Grupo 15

Hay muchos factores a considerar en este tipo de fotografías, empezando por el tamaño del grupo. Lógicamente no es lo mismo uno de cuatro o cinco personas (número a partir del cual ya hablamos de foto de grupo) que uno de cuarenta. La dificultad va creciendo a medida que aumenta el número porque es complicado que todo el mundo salga bien a la vez, es más difícil dirigir a un elevado grupo de personas y también hay más complicaciones para conseguir una composición armoniosa.

En cualquier caso, podemos decir que para una buena foto de grupo tenemos que controlar varios aspectos principales: el escenario y la iluminación, la organización/ composición, el enfoque, el equipo y la técnica. Vamos a verlos con detalle para saber un poco más.

Elegir bien el lugar

Los retratos de grupo no dejan de ser eso, retratos, y por tanto la elección del lugar donde llevarlos a cabo no debe ser a la ligera (salvo que se trate de una foto casual como la de abajo) porque es algo que condiciona mucho la foto. Empezando por el fondo de la imagen, que puede tener mucha importancia en un retrato de ese tipo (donde no existe un claro centro de interés) por lo que es importante que sea atractivo y no aparezcan elementos cercenados por los bordes de la imagen.

Si estamos hablando de grupos muy grandes el lugar donde hacer la foto nos puede condicionar mucho porque necesitamos un espacio amplio donde quepan todas las personas sin apreturas y, a ser posible, que todas aparezcan en el mismo plano (o similar) de la imagen. Esto puede llevarnos a elegir sitios como escaleras o similares, que pueden cumplir este cometido pero no tienen porqué ser lo más adecuado, digamos, “estéticamente”.

Por eso, ante la tentación de elegir un lugar como ése (si es que no tiene atractivo) debemos, en la medida de lo posible, intentar localizar algo mejor. La idea es, como en cualquier retrato, que el lugar elegido sea otro elemento de la foto y pueda aportar información o carácter a la imagen. Por eso es interesante elegir un terreno de juego si vamos a retratar a un equipo de fútbol o la puerta del colegio si se trata de un grupo de estudiantes.

Ojo con la iluminación

La elección del sitio tiene mucha incidencia en otro aspecto crucial de cualquier foto y, por supuesto, de estás: la luz. Es un elemento que quizá puede pasar desapercibido pero que puede condicionar mucho el resultado, sobre todo si se trata de grupos grandes. Y es que conseguir que todas las personas que aparecen estén correctamente iluminadas es importante y nada sencillo…

Continúa leyendo en Xataka Foto aquí

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog