Harry Houdini, uno de los magos más famosos de la historia
Harry Houdini, uno de los magos más famosos de la historia

Harry Houdini, uno de los magos más famosos de la historia

2 minutos de lectura

Harry Houdini, el mago escapista que asombro al mundo, quiso llenar de misterio todo lo que le rodeaba, incluso más allá de su muerte.

La biografía de Harry Houdini, uno de los magos más famosos de la historia, está cubierta por un velo de misterio y leyenda que él mismo se encargó de alimentar.

La versión oficial certifica que Houdini murió el 31 de octubre de 1926 tras sufrir una peritonitis, pero años más tarde empezó a circular, de manera no confirmada, una historia que sugería que el famoso mago habría muerto intentando realizar uno de sus trucos más peligrosos.

A pesar de que nadie puede contar hoy en día cómo era un espectáculo de Houdini en directo, los recuerdos de sus hazañas se encuentran aún muy vivos en la memoria de la historia.

El mago húngaro era un ilusionista de gran talento que supo crear un personaje cargado de misticismo y misterio, y rodear sus espectáculos con un halo de intriga que mantenía al espectador completamente fascinado. En la actualidad, sus trucos de escapismo son admirados y copiados por expertos de todo el mundo.

Enamorado de un libro de magia

Como otros inmigrantes que llegaron a Estados Unidos, Harry Houdini, nacido en Budapest el 24 de marzo de 1847, intentó esconder su lugar de nacimiento, Hungría; su nombre real, Erich Weiss, e incluso la identidad de su padre, un rabino frustrado.

Para ayudar a su familia, Erich empezó a trabajar desde muy pequeño. A la edad de ocho años vendía periódicos y lustraba zapatos en las calles.

Sin pretenderlo, su padre abriría las puertas de la magia al pequeño Erich cuando lo llevó a ver el espectáculo del doctor Lynn, un mago itinerante.

Quedó tan impresionado que a la edad de nueve años, Erich y sus amigos del barrio formaron una pequeña compañía de circo, en la que él actuaría por primera vez ante un público el 28 de octubre de 1883 con el nombre de Ehrich, el Príncipe del Aire, donde actuó como contorsionista y trapecista.

Erich aprovechaba su tiempo libre para estudiar magia, y gracias a sus aptitudes físicas compitió en varias disciplinas atléticas como la natación.

En esa época, el joven consiguió un libro llamado The Memoirs of Robert-Houdin, Ambassador, Author, and Conjuror, Written by Himself (Las memorias de Robert-Houdin, embajador, autor y conjurador, escritas por él mismo).

La obra narraba las memorias del mago Jean Eugène Robert-Houdin, a quien el joven de inmediato convirtió en su ídolo y por el cual decidió cambiar su nombre real por el nombre con el que pasaría a la historia: Harry Houdini.

Junto a su hermano Theo formaron una pareja de magia que actuaba en espectáculos de vodevil hasta que conoció a Beatrice Rahner, una cantante y bailarina que no sólo sustituyó a su hermano, sino que también se convirtió en su esposa.

 

Continúe leyendo esta interesante historia en  NATIONAL GEOGRAPHIC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog