El Consejo de Derechos Humanos de la ONU dictaminó que el diputado, Juan Requesens, debe ser liberado de forma inmediata, ya que no existe ningún tipo de pruebas en su contra.

El Dictamen fue ratificado por Alta Comisionada ONU, Michelle Bachelet, según informó el diputado de la AN, Juan Requesens, en su cuenta de Twitter. 

Sin embargo, el pasado 12 de febrero, nuevamente, fue diferida la audiencia del diputado a la Asamblea Nacional (AN), Juan Requesens, luego de que no fuera trasladado al Palacio de Justicia.

La última vez que aplazaron una audiencia de Requesens fue el pasado 29 de enero cuando el parlamentario y el resto de los acusados aplaudieron en la sala ante las palabras del general Héctor Hernández da Costa, señaló Joel García, abogado de Requesens.

García, denunció que la juez había alegado «acto de indisciplina de los imputados tras aplaudir en la sala».

Uno de los funcionarios de la DGCIM, testigo del Ministerio Público, declaró que la detención de Hernández da Costa se llevó a cabo en la sede de la Dirección Militar. También indicó que hubo una orden de aprehensión y que por eso lo detuvieron en el sitio.

«El general dijo que muy pronto los presos no serán ellos, sino otros, y que la república los castigará con todo el peso de la ley. Ante estas palabras, los acusados, espontáneamente y por emoción, aplaudieron. La juez ordenó que salieran de la sala», contó el defensor de Requesens.

El general de brigada pidió el derecho de palabra y desmintió las declaraciones del funcionario. Hernández da Costa recordó que lo secuestraron en su residencia y que su hija denunció el hecho con un video difundido en redes sociales.

 

@rocafranc

Curadas

Compartir en: