Ayer pudimos ver por primera vez a Tom Brady con los colores de los Tampa Bay Buccaneers. Si bien no fue una presentación con toda la pompa y circunstancia que se podría esperar, la práctica informal que realizó con varios de sus nuevos compañeros sirvió para empezar a digerir la extraña imagen de TB12 con una indumentaria distinta a la de los New England Patriots.

Brady no es el primer quarterback de primer nivel que cambia de equipo en el ocaso de su carrera. Muchos Hall of Famers -incluyendo a Peyton Manning, que lo será oficialmente el próximo año- lo hicieron, con resultados muy variados. ¿En qué puesto quedará el ahora QB de Tampa Bay?

10. Johnny Unitas

Considerado uno de los mejores QB de la historia, su declive fue evidente en las dos últimas de sus 17 temporadas con los Baltimore Colts, dividiendo partidos como titular con Earl Morrall en 1971 y perdiendo definitivamente el puesto tras cinco encuentros de 1972 ante Marty Domres.

Con 40 años de edad, Unitas fue enviado a los San Diego Chargers, donde solo inició cuatro partidos (1-3, con 34 completos de 76 intentos, 471 yardas, tres touchdowns y siete intercepciones) antes de ser reemplazado por el entonces novato Dan Fouts.

9. Joe Namath

Luego de 12 años con los New York Jets, Broadway Joe intentó revivir su carrera con Los Angeles Rams en 1977, pero tras recibir una paliza y lanzar cuatro intercepciones en su cuarto partido el entrenador en jefe Chuck Knox decidió devolver el puesto titular a Pat Haden.

Los números de Namath ese año fueron apenas mejores a los de Unitas en su despedida (2-2, 50 de 107, 606 yardas, 3 TD y 5 INT), pero no volvió a jugar y se retiró al término de la temporada.

8. Ken Stabler

Jugador Más Valioso de la NFL en 1974 y ganador del Super Bowl con los Oakland Raiders dos temporadas después, Snake fue intercambiado por Dan Pastorini en marzo de 1980 para unirse a los Houston Oilers, a los que solo pudo llevar a la ronda de comodines ese año, donde perdió precisamente ante los de negro y plata, a la postre campeones un mes después.

Tras un mediocre 1981, Stabler firmó con los New Orleans Saints, con quienes terminó retirándose a mediados de la temporada de 1984, tras apenas aparecer en tres partidos como suplente.

7. Warren Moon

Diez años con los Houston Oilers terminaron una y otra vez con decepciones en los playoffs -incluido “The Comeback” de los Bills en enero de 1993- para Moon, quien en 1994 fue enviado a los Minnesota Vikings, con quienes jugó tres campañas pero solo alcanzó la postemporada en la primera.

Tras ser cortado en 1997, firmó con los Seattle Seahawks, con quienes fue titular dos años -incluso siendo el MVP del Pro Bowl en la primera- antes de finalizar su carrera con dos temporadas como suplente en los Kansas City Chiefs.

6. Bobby Layne

Luego de conducir a los Detroit Lions a tres títulos de la NFL -¡sí, han sido campeones!- en nueve temporadas completas con el equipo, fue enviado a los Pittsburgh Steelers en pleno octubre de 1958. Los Lions, sea o no real la maldición atribuida al quarterback tras la operación, no ganan un título desde el de 1957.

Layne fue invitado dos veces al Pro Bowl en sus cinco años con los Steelers, a los que no pudo llevar a playoffs; lo más cerca que estuvo fue en 1962, su última temporada, cuando fueron segundos de la Conferencia Este (solo los primeros lugares avanzaban a la postemporada, que solo incluía el juego por el campeonato).

5. Brett Favre

El drama que envolvió la salida de Favre de los Green Bay Packers incluyó una “cláusula anti-Vikings” en su cambio a los Jets, con los que tuvo un muy buen arranque de 2008 antes de que una lesión descarrilara su camino a los playoffs.

Con lo que Green Bay no contaba es que The Gunslinger maniobraría en 2009 para que los Jets lo liberaran y entonces firmar con Minnesota, equipo al que llevó a un paso del Super Bowl esa temporada antes de que las lesiones frenaran su racha de titularidades y finalmente su carrera en 2010.

4. Joe Montana

Tras ganar cuatro Super Bowls con los San Francisco 49ers, una lesión le costó quedar fuera todo 1991 y buena parte de 1992, tiempo en el que Steve Young brilló como titular y ocasionó una enorme controversia por el puesto que culminó con Montana pidiendo al equipo un cambio, que lo llevó a los Kansas City Chiefs.

En su primera temporada en KC, Montana lideró al equipo en dos remontadas durante los playoffs para alcanzar la final de la Conferencia Americana, que perdió con los Buffalo Bills, partido en el que salió durante el tercer cuarto con una conmoción. Un año después, los Chiefs perdieron en la ronda de comodines ante los Miami Dolphins y Joe Cool anunció su retiro en abril.

3. Kurt Warner

Dos veces MVP de la liga y ganador del Super Bowl con los St. Louis Rams en un lapso de tres años, Warner vio su estrella apagarse rápidamente tras dos temporadas decepcionantes en 2002 y 2003, para luego firmar con los Giants, a los que tenía 5-4 al momento en que decidieron poner en los controles al novato Eli Manning.

Aunque tras sus dos primeros años en Arizona parecía destinado a ser simplemente el mentor de Matt Leinart, en 2007 terminó arrebatándole el puesto para convertir a los Cardinals en contendientes y llevarlos un año después a su primer y único Super Bowl, que se quedaron a 35 segundos de ganar.

2. Y.A. Tittle

Sus paso con los 49rs de 1951 a 1960 quizá lo habría dejado al borde del Salón de la Fama -cuatro invitaciones al Pro Bowl, jugador del año para United Press en 1957, primer jugador de la NFL en ser portada de Sports Illustrated-, pero de hecho fue el epílogo de su carrera con los Giants lo que le garantizó un sitio en Canton.

Tittle fue First Team All-Pro de 1961 a 1963, dos veces líder en pases de anotación -en ambas estableciendo un nuevo récord de la liga- y Jugador Más Valioso en el ’63. En los tres años llevó a New York al juego por el título de la NFL, aunque cayó dos veces ante Packers y la última ante Chicago Bears.

1. Peyton Manning

La lesión que le apartó de toda la temporada 2011 significó el final del camino para The Sheriff con los Indianapolis Colts, convirtiéndose en el agente libre más deseado en la historia de la NFL hasta firmar con los Denver Broncos.

En sus primeros tres años con la franquicia, Manning mostró el nivel que le hizo estrella de la liga durante su etapa en Indy, sumando su quinto premio como Jugador Más Valioso en 2013 (temporada en la que logró el récord de más touchdowns por pase con 55, que aún mantiene), invitaciones al Pro Bowl en las tres y dos nominaciones como First Team All-Pro.

Paradójicamente, fue en 2015, pese a su estrepitoso declive que incluso le hizo perder el puesto temporalmente ante Brock Osweiler, cuando Peyton pudo sumar su segundo anillo de Super Bowl arrastrado por la extraordinaria defensiva de Denver.

vía FOX

Compartir en: