BID propone «resetear» las economías latinoamericanas para sobrevivir COVID-19.

//
2 minutos de lectura

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo BID, tiene una propuesta para la recuperación de las economías de América Latina: un “reseteo” para sobrevivir a la crisis generada por la pandemia de COVID-19. 

Acelerar la revolución digital para reemplazar los trabajos que no volverán, es otra de sus propuestas. Moreno considera además que los países con problemas migratorios deben ser más creativos porque el fenómeno se va a agudizar, generando una carga adicional para las economías y su proceso de reactivación. 

Sobre Venezuela advirtió que ni con toda la ayuda de los organismos multilaterales, alcanzarían los recursos para rescatar a ese país, en caso de que se diera un cambio de gobierno.

El presidende del BID dijo que después de que se atienda la emergencia de salud, habrá que actuar rápidamente para proteger a las poblaciones más vulnerables. A su vez, lamentó que en apenas dos meses el COVID-19 haya devuelto a la pobreza a 30 millones de latinoamericanos, que invirtieron décadas en superar esta condición.

“Esta es la gran tragedia que tenemos ante nosotros y va a requerir de muchísima imaginación y todo un “reseteo” … como “resetea” uno los computadores”, afirmó Moreno.

 Entre las recomendaciones, Moreno incluye la opción de que se implementen reformas que garanticen la flexibilidad laboral, la habilitación de un seguro al desempleo como ocurre en Estados Unidos y mecanismos de protección a los más vulnerables.

Moreno no fue optimista respecto al caso de Venezuela, que además de la severa crisis encara una caída en los precios del petróleo, su principal fuente de ingresos.

 Explicó incluso que no ve un camino claro para esa economía y valoró que esto no cambiaría ni, aunque se diera un cambio político en el corto plazo y se reactivara el acceso de Venezuela al crédito internacional.

 Si se sumaran “todos los organismos multilaterales, en apoyo a Venezuela, todavía son muchos más los recursos que se van a requerir para apoyar a ese país”. Afrimó además que el dinero adicional tendría que venir de la comunidad internacional.

 Moreno explicó que una de las grandes preocupaciones sobre el futuro de Venezuela, es que puede afectar la reactivación de las economías de la región, que ya por sí mismas están asumiendo una carga en servicios sociales para atender el fenómeno migratorio venezolano.

 La ayuda, que por el momento les ofrece el BID a los países receptores de migrantes, es un crédito de 1.000 millones de dólares para la construcción de bienes públicos como aulas en las escuelas, vivienda, inversión en proyectos de capacitación; entre otros servicios sociales. 

 “Al final de este año estaremos ya aprobando de esos 1.000 millones, cerca de 750 precisamente para este propósito”, informó Moreno, tras estimar que los problemas ocasionados por la migración van a empeorar, no sólo por la situación de Venezuela sino en Centroamérica.

Con información de VOA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog