“Soy un hombre feliz”, dice Woody Allen

//
2 minutos de lectura

El reconocido director de cine Woody Allen dice que es un hombre feliz. Un estado que no se ha alterado con la acusación de abuso sexual a su hija Dylan, hecho al cual se refirió esta semana por primera vez desde que su exmujer, la actriz Mia Farrow, lo acusó en 1992.

“He tenido una vida interesante y divertida, he conocido a mujeres maravillosas, he atravesado momentos trágicos… Pero, básicamente, soy un hombre feliz que lleva 22 años junto a mi esposa Soon-Yi”, dijo Allen en una entrevista publicada este jueves por el periódico catalán La Vanguardia.

“Tenemos – prosiguió – dos hijas preciosas que ya van a la universidad, tengo buena salud y he pasado una vida entreteniendo a la gente. He tenido mucha suerte. Podría morirme ahora mismo, hablando con usted, y no pasaría nada”.

“Unos me recordarán como un pedófilo, aunque sea falso, y otros como un cineasta que les entretuvo, ¿qué más da? La suerte es lo más importante en la vida, y yo he tenido más buenas manos que malas. Las malas han sido catastróficas, eso sí”, agregó.

En su libro A propósito de nada, lanzado hace menos de un mes en España, el cineasta de 84 años cuenta sus memorias. Y, en particular, habla sobre los hechos de los que fue acusado.

 “No es mi versión, ojo, es la de los investigadores, basándose en las declaraciones e informes de expertos y testigos. Mi versión sería poco fiable. Es importante dejar eso claro”, respondió Allen ante una pregunta de La Vanguardia.

Señaló que el tribunal lo absolvió y que ni siquiera se presentaron cargos. También, que se sometió a un detector de mentiras, “cosa que Mia Farrow rechazó hacer”.

“La mayoría de la gente no ha estudiado el tema en detalle, solo ha visto por encima unos cuantos titulares. Los que se sumergen en el tema se dan cuenta de que la acusación es falsa. Tengo que vivir con que hay gente convencida de que soy un violador, de que me he casado con mi hija… Es igual lo que les digas”.

Refirió que nunca antes se preocupó de desmentir públicamente tales acusaciones porque creyó que “la verdad se impondría”.

“Pero no ha sido así. Una buena historia, cierta o falsa, se impone a todo. Con Mia Farrow siempre vivimos en casas separadas. En los 13 años de relación, jamás dormí en su apartamento (…) y yo solo soy el padre de tres de sus catorce hijos. Y mi relación con Soon-Yi empezó cuando ella tenía 22 años”, aseguró.

Woody Allen debutó como director con Robó, huyó y lo pescaron, lanzada en 1969, y desde entonces, ha dirigido más de 50 películas. Entre estas destacan Annie Hall (1977), Manhattan (1979), Hannah y sus hermanas (1986), y Medianoche en París (2011). Para él, sus mejores films han sido Stardust Memories (1980), The Purple Rose of Cairo (1985) y Match Point (2005).

Lea la entrevista completa aquí

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog