Ingenuity: La NASA se está preparando para volar helicópteros en Marte
Ingenuity: La NASA se está preparando para volar helicópteros en Marte

Ingenuity: La NASA se está preparando para volar helicópteros en Marte

/
2 minutos de lectura

Con el objetivo de hacer historia como la primera aeronave en intentar un vuelo en otro planeta, el nuevo helicóptero de la NASA que irá a Marte ya tiene un nombre que cumple con su sobrecogedora tarea: Ingenuity

La NASA está a punto de volar en otro planeta. Como parte de su próxima misión a Marte, dejando la Tierra este verano, la agencia espacial intentará hacer algo que nunca se ha hecho antes: volar un helicóptero a través de la enrarecida atmósfera de Marte.

Si funciona, el pequeño helicóptero, llamado Ingenuity, abrirá un nuevo camino para que los futuros exploradores robóticos tengan una vista de pájaro de Marte y otros mundos del sistema solar.

«Esto es muy análogo al momento de los hermanos Wright, pero en otro planeta», dijo MiMi Aung, el director del proyecto del helicóptero de Marte en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA durante los últimos seis años.

Volar en Marte no es un esfuerzo trivial. No hay mucho aire contra el que empujar para generar elevación. En la superficie, la atmósfera tiene sólo una centésima parte de la densidad de la Tierra. La menor gravedad, un tercio de lo que se siente aquí, ayuda a que el aire se mueva. Pero despegar de Marte es el equivalente a volar a una altitud de 30000 metros en la Tierra. Ningún helicóptero terrestre ha volado nunca tan alto, y eso es más del doble de la altitud a la que los aviones de línea vuelan típicamente.

El helicóptero hará un viaje a Marte con Perseverancia, que será el quinto rover robótico que la NASA envíe allí. El lanzamiento de la misión está programado para el 20 de julio, una de las tres misiones a Marte de este año.

En una conferencia de prensa la semana pasada, Jim Bridenstine, el administrador de la NASA, destacó al Ingenuity. «Les diré, lo que más me emociona como administrador de la NASA es prepararme para ver un helicóptero volar sobre otro mundo», dijo.

Hasta 1997, todas las naves espaciales enviadas a la superficie de Marte habían sido aterrizadoras estacionarias. Pero en 1997, la misión del Pathfinder incluyó algo que fue revolucionario para la NASA: un robot con ruedas. Ese rover, Sojourner, era aproximadamente del tamaño de un archivador chico. A ese éxito le siguieron dos vehículos del tamaño de un carrito de golf, Spirit y Opportunity, que llegaron a Marte en 2004 y Curiosity, del tamaño de un coche, en 2012.

Para un explorador robótico en otro planeta, la capacidad de moverse ofrece grandes ventajas. Los científicos planetarios ya no están atascados mirando un solo punto. Un rover puede conducir a través del paisaje, deteniéndose para ver de cerca las intrigantes rocas. Esa libertad fue clave para obtener la comprensión actual del antiguo Marte, que el planeta, ahora frío y seco, fue una vez húmedo y poseía al menos algunos ambientes que eran potencialmente habitables para la vida.

Continúe leyendo sobre esta interesante misión en CLARÍN

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog