La trata de personas: otro motivo para estar en el radar de EE.UU

//
1 minuto de lectura

Cuba y Venezuela volvieron a ser protagonistas este jueves de las declaraciones de alto funcionarios de la administración de Donald Trump.

Esta vez, el motivo fue la presentación del informe sobre la trata de personas en el mundo, por parte de Mike Pomeo, secretario de Estado de Estados Unidos.

 En el informe Cuba sale muy parado, pues Pompeo dijo que el gobierno de Díaz- Canel obliga a 50.000 doctores a permanecer en situaciones de explotación por medio del programa de la Unidad de Cooperación Médica.

“Ellos son la principal fuente de ingreso del régimen”, dijo y enfatizó que los doctores se encuentran en más de 60 países.

De acuerdo con el informe, 75% de la fuerza de trabajo cubana que va hacia el exterior son profesionales médicos y, por su trabajo, el gobierno cubano colecta entre seis y ocho mil millones de dólares al año.

Los trabajadores “solo reciben una porción de su salario”, de entre el cinco y 25% y los fondos son retenidos en cuentas de banco en la isla, que son eliminadas si la persona deja el programa de las misiones médicas, explica el reporte.

Sobre Venezuela, el informe afirma que funcionarios de Maduro colaboran con grupos armados ilegales, como las disidencias de las FARC y el ELN, para “reclutar menores como combatientes, informantes y esclavos sexuales”.

Debido a la crisis por la que atraviesa al país, que ha hecho que casi cuatro millones de venezolanos dejen el país, los migrantes son especialmente vulnerables a caer en redes de traficantes, aseguró el Departamento de Estado.

“Los traficantes de personas explotan víctimas provenientes de dentro y fuera del país en Venezuela y también (…) víctimas venezolanas en el exterior”, describe el reporte.

El secretario de Estado denunció que hay más de “25 millones de adultos y niños” en todo el mundo que sufren de explotación laboral y sexual e hizo énfasis en la situación en China, donde asegura que el gobierno de Xi Jingping fuerza a sus ciudadanos a trabajar bajo “horribles condiciones” en los proyectos de infraestructura.

El informe, publicado anualmente, califica a los países en tres categorías, siendo la tercera la más baja, de acuerdo al trabajo que hacen los gobiernos por luchar contra la trata de personas.

Además de Cuba, Nicaragua y Venezuela son los otros dos países de la región que recibieron la calificación más baja.

Redacción Curadas.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog