Los enormes e inofensivos tiburones ballena tienen ‘dientes’ en los ojos
Los enormes e inofensivos tiburones ballena tienen ‘dientes’ en los ojos

Los enormes e inofensivos tiburones ballena tienen ‘dientes’ en los ojos

/
1 minuto de lectura

Un nuevo estudio encontró que los tiburones ballena tienen enormes «dentículos dérmicos» distribuidos en la superficie ocular

Los tiburones ballena (Rhincodon typus) son enormes e inofensivos. Ahora, un grupo de investigadores japoneses ha descubierto una curiosidad sobre estos animales marinos: tienen unas estructuras muy similares a los dientes en sus ojos.

Miden 18 metros de longitud y carecen de párpados, eso es lo que ya sabíamos sobre los tiburones ballena. También, que tienen los ojos en los lados de sus cabezas cuadradas y que se alimentan de placton, aunque a veces se comen algún que otro pez.

Al tener los ojos en las esquinas de su cabeza, parece ser que necesitan una protección extra. Están expuestos a más daños y, por tanto, estos dientes les ayudarían a protegerse mejor. Sabemos ya que tienen dentículos dérmicos que forman sus escamas placoides. Ya que no tienen escamas de la misma forma que los peces. Estos dientes sobre la piel, que además es dura, les ayudan a protegerse, es como si llevasen una armadura.

Pero no es la única ventaja que les da. Gracias a estos dentículos, también nadan más rápidamente y de manera más sigilosa debido a que estos pequeños dientes de la piel disminuyen la fricción en el agua.

El estudio, publicado en PLOS, ha llevado a los biólogos a analizar los ojos de tiburones ballena que se encuentran en acuarios tanto de Japón como de Estados Unidos. Vivos y muertos. Además, se trata de la primera investigación detallada sobre los ojos de estos tiburones y sus posibles mecanismos de protección. No solo se ha descubierto que tienen dentículos en los ojos sino que, además, que son capaces de meter sus ojos hacia dentro de las cuencas. Ambas características parecen estar relacionadas con una forma de proteger los ojos.

Continúe leyendo sobre este interesante estudio en HIPERTEXTUAL

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog