Categorías
Ciencia Interesantes

Sodio: Elemento clave durante la falta de oxígeno en el organismo

El estudio demuestra que el sodio controla la señalización para iniciar la respuesta a la hipoxia con importantes consecuencias en el metabolismo celular

Las células aprovechan las ROS (especies reactivas de oxígeno, por sus siglas en inglés) para dar una señal y a partir de ahí desencadenar una respuesta adaptativa frente a la hipoxia.

Una de las funciones de estos elementos moleculares es redirigir el flujo sanguíneo hacia zonas del pulmón mejor ventiladas para mejorar la oxigenación

Investigadores españoles han logrado grandes resultados, gracias a un estudio que supone un avance en el entendimiento de los mecanismos intrínsecos de este orgánulo celular.

Las conclusiones, publicadas en la prestigiosa revista Nature, demuestran que el sodio juega un papel clave: controla la señalización y por lo tanto la respuesta a una posible deficiencia de oxígeno (hipoxia).

Este hallazgo constituye un gran paso para desarrollar futuros tratamientos para patologías asociadas, como podrían ser el ictus o el paro cardíaco.

Lo que ocurre durante la respuesta a la hipoxia en la cadena respiratoria de la mitocondria, estaba lleno de incertidumbres. Pero este miércoles, algunas partes esenciales encajaron.

En investigaciones previas ya se había detectado las implicaciones de ciertos elementos químicos en el correcto funcionamiento del organismo.

El calcio era lo que más destacaba, pues tiene un papel importante -y ampliamente estudiado- como regulador fisiológico para el cuerpo humano. Une a las proteínas y regula su función.

“Hay otros iones que son cruciales para mantener concentraciones en el interior y exterior de la célula, pero antes no les prestábamos la misma atención. Demostramos en nuestro trabajo que hay otro ion que es esencial y que actúa como segundo mensajero. Que tuviera esa capacidad informativa fue muy sorprendente”, explica José Antonio Enríquez, uno de los autores e investigador del CNIC (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares).

Cuenta Enríquez que este proyecto que empezó hace casi 10 años, nació para contestar a una pregunta: ¿Cómo las células son capaces de darse cuenta cuando bajan los niveles de oxígeno? El sodio, al entrar en la mitocondria a la vez que sale calcio, regula la función de la cadena de transporte electrónico mitocondrial (CTE) y causa la producción controlada de lo que se llaman las especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés).

Estas entidades moleculares estaban consideradas hasta ahora como sustancias tóxicas del metabolismo. “Pero hemos visto que la entrada del sodio cambia el funcionamiento de la CTE y hace que produzca ROS”, específica Antonio Martínez, otro de los autores e investigador del Hospital Santa Cristina en el Instituto de Instituto de Investigación Sanitaria Princesa (IIS Princesa).

Las células aprovechan esas ROS para dar una señal y a partir de ahí desencadenar una respuesta adaptativa frente a la hipoxia. Una de las funciones de estos elementos moleculares es redirigir el flujo sanguíneo hacia zonas del pulmón mejor ventiladas para mejorar la oxigenación.

Continúa leyendo sobre esta interesante investigación en EL PAÍS

Curadas.com | Tu compañía en información…

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *