DIGO

DIGO llega al mercado, esta es una billetera digital especialmente diseñada para los usuarios venezolanos. DIGO es una wallet que busca promover la creación de verdaderos ecosistemas de pago digital y que se posicionará como la primera red social de pagos en Venezuela.

Julio Mier y Terán, presidente ejecutivo de Digo Pago Sistemas, la empresa que desarrolló esta aplicación financiera, informó que la plataforma solo operará con transacciones en bolívares, tal como lo prescribe la norma de Proveedores de Servicios de Pago no Bancarios, emanada del Banco Central de Venezuela.

Sin embargo, la idea de sus desarrolladores fue crear un producto de pagos y cobros muy robusto para personas, comercios y empresas, debidamente autorizado por los entes reguladores del mercado y con las certificaciones de seguridad necesarias, jurídicas y técnicas, para brindar la mayor confianza a los usuarios.

¿Qué se puede hacer con Digo?

«El desarrollo de Digo dio como resultado de una APP sencilla, que facilita el acceso a pagos y cobros a quienes vivan en lugares apartados y para quienes los pagos digitales son una novedad, es por ello que se puede pagar donde se quiera y cuando se quiera», apunta Mier y Terán.

Al ser pensada como una herramienta adaptada a las necesidades del mercado nacional, la plataforma se hace completamente intuitiva y satisface necesidades concretas de los usuarios en el contexto venezolano, de manera que permite pagar fácil y con liquidación inmediata consumos en comercios, servicios públicos y operaciones entre personas, bajo modelos P2P, P2C o mediante códigos Qr.

«Una vez que el usuario se registra como persona, como comercio o empresas, le asignamos automáticamente una cuenta digital que se puede recargar con una un pago P2P bancario (pago móvil), lo que hace que la disponibilidad de los fondos sea inmediata. Trabajamos con todos los bancos, sin embargo, hay un banco concentrador de fondos, debidamente autorizado y con una sólida posición en el mercado», explica el ejecutivo.

Como resultado de un proceso de desarrollo que duró tres años, Digo es una billetera digital muy versátil que contiene funciones como la creación de cuentas afiliadas a una principal, útiles para, por ejemplo, asignar mesadas a hijos y controlar sus operaciones de manera ágil y segura, con recargas automáticas a través de un link encriptado que puede ser abierto en redes sociales como WhatsApp, Telegram, Facebook, o a través de Gmail o un SMS.

Igualmente, este modelo permite crear redes entre personas conocidas, socios de negocio, e incluso proveedores para facilitar el intercambio seguro de pagos y cobros.

Digo tiene la posibilidad de habilitar a las empresas afiliadas crear cuentas masivas que, por ejemplo, facilitan pagos a los colaboradores de una manera simple y automática; todo a través de menú rápido que permite simplicar el acceso a las diferentes funciones.

También la APP otorga la posibilidad de realizar transferencias bancarias entre diferentes cuentas asociadas; de hecho, la billetera permite afiliar hasta 10 cuentas de diferentes bancos que pueden movilizarse a través de la plataforma. Incluso, si se desea retirar fondos de la billetera se puede mediante una transferencia ordenada por la propia plataforma.

Comercio seguro hasta el delivery

Julio Mier y Terán, presidente ejecutivo de Digo Pago Sistemas, apunta que el sector comercial, que es uno de los pilares en la construcción de ecosistemas de pago, «cuenta con un portal administrativo con opciones especialmente diseñadas para el control de su actividad transaccional, de manera que estos usuarios puedan hacer conciliaciones, cierres, revisar movimientos y todo en línea. Eso da la ventaja de controlar el negocio desde la propia aplicación vía web».

Este portal es completamente seguro y con un diseño muy intuitivo para agilizar las operaciones y facilitar la instrumentación de controles, incluso si el comercio es una red con diversas sucursales, mediante la adopción de una solución multicaja o multisucursal, que permite gestionar las operaciones por cada caja.

Como el delivery se ha convertido en una práctica vital para el comercio en Venezuela, especialmente cuando el país sigue inmerso en un estado de alarma por la presencia del covid-19, Digo ofrece una función de pago automático de pedidos, que permite mantener el cobro en el comercio y no en el mensajero motorizado.

«El pago se hace a través de un link encriptado que se envía mediante Gmail, SMS, WhatsApp, Telegram, cualquier red social desde el comercio. Por ejemplo, si una persona vende en Instagram, puede enviar un link encriptado vía WhatsApp, que abre la aplicación del Digo y muestra la identificación del artículo y su precio, se activa el botón de pago y la cancelación se produce inmediatamente. El delivery lo hace el motorizado, pero la operación de cobro la debe hacer el comercio, para evitar cualquier incomodidad al cliente», explica Mier y Terán.

La estrategia de afiliación de comercios y servicios será progresiva y en función de las necesidades de los usuarios. Además, Digo pretende manejar una estructura competitiva de comisiones.

«Tenemos una tarea muy importante para fomentar el desarrollo de los ecosistemas de pago, que se fundamente en una buena educación financiera sobre las ventajas de los pagos digitales, que debe no solo quedarse en Caracas, sino avanzar hacia el resto del país, donde hay mucha carencias. La confluencia de las fuerzas vivas que intervienen en la cadena: usuarios, comercios, franquicias, reguladores, integradores, fabricantes de dispositivos y la banca, es vital. La banca es muy importante y debe estar integrada», apunta el presidente ejecutivo de Digo Pago Sistemas.

Con información de BancayNegocios

Compartir en:
Un comentario en «¡Conócela! DIGO, la primera red social de pagos diseñada en Venezuela»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.