Categorías
Instagram Nacionales Noticias

«Soy inocente»: ejecutivo de Citgo preso en El Helicoide pide que lo liberen

Un ejecutivo petrolero de Citgo que lleva tres años encarcelado en la sede del Sebin, en El Helicoide, dijo que lo único que espera es tener un juicio justo para que pueda salir en libertad con su nombre limpio y regresar a casa en Estados Unidos para reunirse con su familia.

En una carta desde la prisión proporcionada en forma exclusiva a The Associated Press, Tomeu Vadell dijo que es especialmente doloroso estar separado durante la temporada del Día de Acción de Gracias de su esposa, tres hijos adultos y un nieto recién nacido al que ni siquiera ha podido cargar.

“Antes de vivir esta tragedia, estas celebraciones eran tiempos muy especiales para mi familia”, escribió Vadell, y señaló que adoptó la tradicional festividad estadounidense después de mudarse de Caracas a Lake Charles, Luisiana, en 1999 por un empleo en la petrolera venezolana Citgo. “Ahora me traen mucha tristeza”.

Es la primera vez que Vadell, o alguno de los miembros del grupo conocido como Citgo 6, ha hablado públicamente desde que fueron arrestados y acusados de un plan masivo de corrupción. Está detenido en la temida cárcel de El Helicoide en Caracas.

Pese a las circunstancias, Vadell mantiene la esperanza en un futuro mejor.

“Durante el juicio, la verdad ha resultado ser inocultable”, señaló en la carta manuscrita de cuatro páginas. “Demostró que soy inocente”.

Vadell, de 61 años, y otros cinco ejecutivos de Citgo fueron convocados a la sede de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que es la empresa matriz de Citgo, con sede en Houston, para lo que les dijeron era una reunión presupuestaria el 21 de noviembre de 2017. Un jet ejecutivo los llevó a Caracas y les dijeron que estarían de regreso a casa para el Día de Acción de Gracias.

En lugar de ello, un grupo de oficiales de inteligencia militar invadió la sala de juntas y los llevó a prisión.

Lea también: Señalan a exalcalde chavista como presunto asesino de candidato a la AN por Trujillo

Su juicio comenzó hace cuatro meses y los alegatos finales se llevaron a cabo el jueves. Ahora sólo falta que el juez emita el veredicto.

Con sus detenciones, el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro emprendió una depuración dentro de la industria petrolera del país, que alguna vez fue próspera y que cuenta con las reservas de crudo más grandes del mundo. Posteriormente arrestó al director de PDVSA, a un exministro de petróleo y a decenas de personas más.

Los hombres acusados junto con Vadell son Gustavo Cárdenas, Jorge Toledo, los hermanos José Luis Zambrano y Alirio Zambrano, todos ellos con nacionalidad estadounidense, y José Pereira, quien tiene la residencia permanente en Estados Unidos.

Están acusados de malversación derivada de una propuesta que nunca se llevó a cabo para refinanciar unos 4.000 millones de dólares en bonos de Citgo ofreciendo a cambio una participación del 50% en las acciones de la compañía. En ese entonces, Maduro los acusó de “traición”. Todos se han declarado inocentes.

El juicio se ha desarrollado un día a la semana en un tribunal del centro de Caracas. A causa de la pandemia de coronavirus, las sesiones se realizan frente a una hilera de ascensores inactivos en un pasillo, aparentemente para aprovechar el aire que fluye a través de las ventanas abiertas.

Se negó el acceso a las audiencias a los medios de comunicación y a grupos defensores de los derechos humanos. Una carta dirigida a la jueza Lorena Cornielles solicitándole permiso para que The Associated Press pudiera estar presente no fue respondida.

La Procuraduría General de la República Bolivariana de Venezuela dijo en un comunicado enviado a la AP que los investigadores encontraron evidencia seria que corrobora los delitos financieros potencialmente dañinos para la petrolera estatal.

“El caso de Citgo se ha desarrollado con normalidad durante todas las etapas que establece el proceso penal venezolano”, se lee en el comunicado. “En los próximos días conoceremos la sentencia”.

En tanto, el abogado de Vadell, Jesús Loreto, dijo que su cliente parece estar atrapado en un “conflicto geopolítico” del cual no forma parte. Señaló que el nombre de Vadell nunca apareció en ningún documento que los fiscales presentaron como evidencia.

“No hay nada que haga referencia a Tomeu en ninguna forma, directa o indirectamente”, comentó. “Esta es la historia de un buen hombre que está detenido en contra de su voluntad por todas las razones equivocadas”, dijo.

Con información de AP

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.