Vacuna contra el coronavirus

El coronavirus de cara al 2021: si no se es parte de la solución se es parte del problema

//
3 minutos de lectura

El año 2020 termina con una carrera en la cual intervienen diversas firmas farmacéuticas buscando la panacea que cure el covid-19. Pero, ¿como comenzará el 2021? ¿Con el mismo ímpetu? ¿Se relantizará el ritmo en la consecución del fámraco o el suministro de la vacuna creará más problemas que soluciones? Veamos cuáles predicciones podemos formular y expectativas guardar con respecto a los próximos doce meses.

Gabriel Leung, epidemiólogo y decano de medicina de la Universidad de Hong Kong, cree que es posible que solo estemos «en la mitad de una muy larga maratón».

De acuerdo con los expertos, ninguna de las vacunas, con una posible excepción, proporciona inmunidad esterilizante. Esto quiere decir que, probablemente, no detendrán la transmisión, pero sí evitarán morir de coronavirus o de que se requiera la hospitalización por complicaciones graves derivadas.

A mediados del próximo año se dispondrá del conjunto de herramientas adecuadas para controlar definitivamente la pandemia. Y una lección que podemos obtener de los últimos meses es que cuando se levanten las restricciones relacionadas con el virus, la recuperación económica puede ser violenta, como se experimentó durante el tercer trimestre de 2020. 

Un mejor conocimiento del virus y de las medidas necesarias para luchar contra su propagación permite establecer restricciones mucho más selectivas.

Si todo va según lo previsto, la resolución de la pandemia mediante vacunas seguras, eficaces y ampliamente disponibles permitiría a las economías recuperar la producción perdida tras sus cierres y la profunda recesión de 2020. 

Es posible que haya «varias olas sucesivas» de recrudecimiento durante «el final del invierno (boreal) y la primavera de 2021». Pero de ello «dependerá un determinado número de factores», por ejemplo, de la manera en que se relaciona la gente con el cambio de estación y de cómo se gestiona la enfermedad, combinando el distanciamiento social con las vacunas, indica el doctor Flavio Toxvaerd, de la Facultad de Economía de la Universidad de Cambridge y especialista en enfermedades infecciosas.

Se trata de administrar la «dosis mínima eficaz» de medidas colectivas (prohibir grandes reuniones, limitar las actividades de riesgo, entre otras) para contener la circulación del virus a un nivel bajo, y a la vez permitir que se reanude una actividad económica y social suficiente, según la infectóloga francesa Anne-Claude Crémieux.

Aunque la experta afirma no estar muy clara de que se vacunará a la población mundial en un lapso de seis meses, su llegada permitirá una vuelta a la vida normal», a condición de que la gran mayoría de la población se vacune.

Pero este nivel de cobertura es un «objetivo extremadamente ambicioso debido a la desconfianza que existe actualmente hacia las vacunas», admite Arnaud Fontanet, epidemiólogo del Instituto Pasteur, haciéndose eco de los temores de un gran número de especialistas en el mundo, entre ellos, el doctor Anthony Fauci, perfil egregio de la lucha anticovid en Estados Unidos.

Sin embargo, hay que tener en consideración lo que la región europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) avisó durante los últimos días: que Europa está en «alto riesgo» de sufrir una nueva oleada de contagios de Covid-19 en las primeras semanas y meses de 2021, por lo que aconsejó a la población que, de cara a las fiestas de Navidad, utilicen mascarillas en las reuniones familiares.

En medio de estos aspectos surgen también los recelos por la posibilidad de estafas en la vacunación contra el SARS-Cov-2, luego de que comenzaran a circular curas y consejos dudosos para superar la pandemia. Avast, por ejemplo, predice un aumento en las estafas de vacunación presentadas a los usuarios mediante anuncios en las redes sociales y tiendas falsas. Pero lo que las personas deben tomar en cuenta, por más que las ofertas sean demasiado buenas, es que las vacunas deben distribuirse solo a través de fuentes oficiales.

Finalmente, a manera de corolario, podemos guiarnos por la palabra que ofrece un visionario, el fundador de Microfot, el magnate Bill Gates, quien, sencillamente, se muestra esperanzado por dos razones.

La primera razón para tener esperanza según Gates son las medidas utilizadas por las personas para prevenir el coronavirus: “Las máscaras, el distanciamiento social y otras intervenciones pueden retrasar la propagación del virus y salvar vidas mientras se implementan las vacunas”, expresó.

Y la segunda señal de esperanza, son las vacunas. De acuerdo con Bill Gates, en la primavera del hemisferio norte “las vacunas comenzarán a alcanzar la escala en la que tendrán un impacto global”. Aunque, según el filántropo, “todavía será necesario que haya algunas restricciones, como grandes reuniones públicas por ejemplo”.

Sin embargo, para él «la vida estará mucho más cerca de lo normal».

Curaduría Pedro Beomon.

También puede interesarte: Comienza en EE.UU. fase 3 de ensayos de Novavax para vacuna contra el coronavirus

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog