Ranking de quarterbacks de la NFL tras la Semana 16

//
6 minutos de lectura
¿Quiénes fueron los quarterbacks más destacados, para bien o para mal, en la Semana 16?

La penúltima jornada de temporada regular nos entregó contrastantes actuaciones entre los pasadores de NFL.

Por un lado, es probable que uno de nuestros regulares en esta lista a lo largo de toda la campaña, haya asegurado ya su tercer nombramiento como Jugador Más Valioso de la temporada; por otro, uno de los que aparecen en la mitad del fondo está ahora desempleado.

Cinco quarterbacks al alza

Josh Allen, Buffalo Bills

Todavía no entiendo por qué no existe un premio oficial tipo «Most Improved Player» cada año al jugador que haya mostrado mayor progreso de una temporada a otra. En el 2020, Allen no tendría competencia. En el último juego de lunes por la noche, Allen se despachó con 27 completos de 36 intentos de pase para 320 yardas con cuatro touchdowns –tres de ellos para Stefon Diggs— sin intercepciones. Su Total QBR de 97.3 fue el segundo más alto en la jornada, y ni siquiera tuvo que participar en todo el encuentro en el Gillete Stadium dando paso a su suplente Matt Barkley para la mayor parte del cuarto periodo. Fue una actuación contrastante respecto a la primera vez que enfrentó a los Pats de este año, uno de sus partidos más flojos de una campaña estelar.

Tom Brady, Tampa Bay Buccaneers

Me cuesta trabajo recordar a un equipo completo tan desinteresado en un campo de juego como los Lions de la Semana 16, pero eso no es culpa de los BuccaneersBrady salió encendido, completando 22 de 27 intentos de pase para 348 yardas con cuatro touchdowns sin intercepciones… en apenas dos cuartos de trabajo. Para la segunda mitad, ya había dado paso a que Blaine Gabbert se sacudiera las telarañas. Brady marcó el mejor Total QBR de la jornada, un 98.5, que confirma que, si los Bucs entran en un buen momento a la pretemporada, serán un sinodal complicado para cualquiera.

Lamar Jackson, Baltimore Ravens

Los medios locales que cubren regularmente a los Ravens han nombrado a Jackson el Jugador Más Valioso del equipo en el 2020. El equipo, en general, no está a la altura del 2019, y el propio Jackson atravesó momentos difíciles, pero nadie en el equipo está jugando mejor que él en el cierre de la campaña. Ante los Giants, en un partido de vida o muerte, Jackson completó 17 de 26 intentos de pase para 183 yardas con dos touchdowns sin intercepciones, sumando además 80 yardas en 13 acarreos. Hay muchos factores por los cuales Baltimore no es el mismo monstruo ofensivo del año pasado, y varios de esos factores afectan directamente las probabilidades de éxito de Jackson jugada a jugada, comenzando por la línea ofensiva, pero este pasador sigue creciendo y –a veces se nos olvida– tiene apenas 23 años de edad.

Aaron Rodgers, Green Bay Packers

El escenario no podía ser mejor. Partido de horario estelar, Lambeau Field vestido de blanco, oponente con calibre de postemporada. Rodgers rostizó a los Titans con 21 de 25 intentos de pase completados para 231 yardas con cuatro pases de anotación y una intercepción. Un porcentaje de pases completos de 84 por ciento es una locura para un partido normal de NFL –el más alto en la jornada, por cierto– pero, ¿en condiciones de nieve? El Total QBR de 90.7 que se apuntó Rodgers fue uno de tres que superaron los 90 puntos en la jornada. En este punto, sería una sorpresa que no se hiciera con su tercer título como Jugador Más Valioso de la NFL, aunque el objetivo más importante, es y será siempre otro anillo de Super Bowl.

Deshaun Watson, Houston Texans

Es una pena que no se esté reconociendo más el esfuerzo de Watson, particularmente porque lidera a una de las plantillas menos talentosas de la NFL. Tuvimos otro ejemplo el domingo, en una nueva derrota de Houston, donde Watson completó 24 de 33 intentos de pase para 324 yardas con tres touchdowns y cero intercepciones, y corrió cinco veces para 38 yardas. Para la temporada, Watson es tercero en la liga en porcentaje de pases completos –uno de tres pasadores que están completando arriba del 70 por ciento de sus envíos–, segundo en yardas por pase, primero en yardas por intento de pase. También es quinto en yardas terrestres entre quarterbacks.

Cinco quarterbacks a la baja

Jared Goff, Los Angeles Rams

Seguro, la fractura y dislocación en el dedo pulgar de la mano de lanzar para Goff influyeron en que tuviera un partido menos que ideal para los Rams, pero si somos francos, el quarterback de los Rams estaba jugando mal desde mucho antes de que golpeara su mano derecha en el casco del defensivo, hacia el final del tercer periodo. Goff –quien ya se sometió a cirugía– completó apenas 24 de 43 intentos de pase para 234 yardas, sin touchdowns y con una intercepción ante Seattle. Fue capturado, también, en tres ocasiones, jugando ante una defensiva de los Seahawks que, sí, ha mejorado con el transcurso del año, pero no es una unidad de élite. Cuando tienes a un pasador incapaz de crear fuera del libreto, como lo es Goff, es crítico que sea preciso en sus lecturas y pases desde el bolsillo. Un porcentaje de pases completos de 55.8 es una sentencia para esta ofensiva si van a tener a un pasador con sus características.

Dwayne Haskins Jr., Washington Football Team

En cuestión de días, Haskins perdió su última oportunidad real para demostrar que puede ser quarterback titular de Washington, perdió la capitanía, y perdió su trabajo. La falta de preparación de cara a un partido donde había tanto en juego fue monumental, lo que a su vez deja en evidencia una falta de madurez importante para el chico de 23 años. Completó apenas 14 de 28 intentos de pase para 154 yardas con cero pases de touchdown y dos intercepciones. Su microscópico Total QBR de 4.1 fue el más bajo en la liga para toda la jornada. A eso hay que sumarle un balón suelto perdido antes de que fuera sacado del juego en favor de Taylor Heinicke, quien iniciará el próximo partido de Washington. No va a ser la última vez que veamos a Haskins en una plantilla de NFL, pero si algún día quiere volver a jugar, tiene que asumir esta lección de humildad con madurez y auto-crítica. El talento en crudo está allí, pero hasta ahora no se han visto las ganas suficientes para pulirlo.

Jalen Hurts, Philadelphia Eagles

Primer partido realmente malo para Hurts desde que asumió como titular, y no nos debe sorprender ni alarmar, considerando que se trata de un novato que a lo largo del año siempre recibió una minoría de repeticiones en las prácticas. Conectó en 21 de 39 intentos de pase para 342 yardas con un touchdown y dos intercepciones, pero también sufrió dos balones sueltos, uno de ellos perdido. También corrió nueve veces para 69 yardas. El último partido de la temporada, con un boleto a playoffs en juego, podría también ayudar a determinar si Philadelphia ingresa al campamento de entrenamiento próximo con Hurts como titular nominal, o en medio de una competencia abierta por la titularidad entre Hurts Carson Wentz.

Drew Lock, Denver Broncos

Cuán frustrante debe ser para los Broncos haber visto de la comparación entre un quarterback con un futuro promisorio, Justin Herbert, y luego voltear a ver las eternas interrogantes en torno a Lock. Después de todo, Lock fue señalado por varios observadores en la liga como el pasador de segundo año a punto del destape en el 2020, después del modo en que terminó el 2019. Francamente, yo estaría en busca de otro quarterback si fuera el gerente general de este club, posiblemente vía agencia libre. Ante los ChargersLock completó 24 de 47 intentos de pase para 264 yardas sin touchdowns y con dos intercepciones, aunque sí añadió un touchdown terrestre.

Baker Mayfield, Cleveland Browns

Entendemos las limitaciones que hubo en torno a Mayfield al no contar si la totalidad de su arsenal regular de receptores abiertos en contra de los Jets, pero parte de jugar la posición de quarterback en la NFL, y sobre todo en el 2020, tiene que ver con exprimir al máximo al personal que te rodea. Mayfield completó solamente 28 de 53 intentos de pase, sin touchdowns ni intercepciones, ante los Jets. Además, sufrió tres balones sueltos, dos de ellos perdidos, que fueron clave en la derrota de Cleveland. Por supuesto, aquí también hay culpa en la banca. Con un backfield compuesto por Nick ChubbKareem Hunt y Andy Janovich, y tus tres alas cerradas principales en el campo de juego —Austin HooperDavid Njoku Harrison Bryant–, ¿mandaste 15 acarreos totales con corredores, y ordenaste a tu quarterback poner el balón en el aire 57 veces (pases incompletos más capturas)?.

vía ESPN

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog