Metro de Caracas

El Termó-metro

//
2 minutos de lectura

¿Es el metro un sistema eficiente, rápido y seguro? Lo que ocurrió en la presente jornada certifica un no rotundo de respuesta.

Al abordar esta mañana el sistema – en la línea 1, específicamente -, presentaba un severo retraso. Por lo que oí decir a otros usuarios, la gente tenía casi una hora atrapada en los vagones desde que habían tomado el convoy en sus puntos de partida.

Pero lo peor de todo es la desinformación: en momento alguno por los parlantes internos de los trenes se ofrecieron explicaciones de la anomalía. A lo lejos, desde los speakers de las estaciones se escuchaba algo muy somero sobre un «problema en las líneas férreas» pero sin mayor lujo de detalles.

De repente, la velocidad del tránsito se recuperó imagino porque fue solucionada la contingencia, pero solo para surgir un nuevo inconveniente: los operadores advertían a los pasajeros que se fueran acercando a las puertas de salida, pues los trenes tendrían un mínimo de parada en cada estación. Imagino que la medida fue adoptada para recuperar el tiempo perdido.

Pero casi como que «peor fue el remedio que la enfermedad», por la aglomeración súbita de quienes querían ingresar al vagón y quienes lo abandonaban se obstaculizaba el cierre de puertas. La consecuencia de eso, como sabemos, es que el tren no podía reanudar la marcha.

Así que si concluimos que la mañana estuvo «movidita» en el Metro de Caracas resultaríamos irónicos, porque lo que reinó al amanecer de la fecha fue, más bien, la inercia.

Redacción Pedro Beomon.

También puede interesarte: Los infectados con la variante británica son menos propensos a perder olfato y gusto, según estudio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Maduro dice que Carvativir es «complementario en la lucha contra la covid»

Nota Próxima

En busca del origen del coronavirus: la OMS inicia su misión sobre el terreno tras cumplir cuarentena

Recientes de Blog