Venezuela es un estado fallido

Por qué se dice que Venezuela es un Estado fallido

15 minutos de lectura

Qué es un Estado fallido

El término Estado fallido es de reciente data en la política internacional.

Surgió en los años 90, tras el desmoronamiento de la Unión Soviética y el denominado Bloque del Este para definir la estrategia de Estados Unidos de apoyo a países en profunda crisis institucional.

Un Estado fallido es aquel que no puede garantizar su propio funcionamiento o los servicios básicos a la población.

Revisemos las condiciones que se tienen que dar para que un Estado sea considerado «fallido» y comprobemos si en la actualidad, una o más de estas condiciones se dan en Venezuela.

CondiciónCómo se cumple en Venezuela
CondiciónQué pasa en Venezuela
El Estado perdió el monopolio de la fuerzaEl Estado venezolano está dividido en dos, uno llamado «oficialismo», «chavismo», «revolución bolivariana» o simplemente «gobierno» que es comandado por Nicolás Maduro. Pero también existe la presidencia interina de Juan Guaidó, reconocida por más de 50 países, y aunque no tiene fuerza militar, tiene fuerza política. Además, están las fuerzas paramilitares, hampa organizada y común que también tienen parcelas de poder que sostienen con violencia.
El Estado carece de instituciones sólidasLa debilidad de las instituciones en Venezuela se debe al menos a tres problemas: 1) las instituciones dependen de lo que diga el poder central que maneja Maduro 2) No hay división de poderes. Los poderes están alineados con el chavismo o madurismo. 3) No hay suficiente dinero ni otros recursos para que las instituciones puedan funcionar.
El Estado carece de autoridad o perdió presencia en el ámbito internacionalLa dualidad de gobiernos de Venezuela quizá se nota más en el ámbito internacional que dentro de Venezuela. Cada gobierno (el liderado por Maduro y el liderado por Guaidó) es reconocido por distintos países. Se estima que en el mundo hay 193 países y se sabe que más de 50 apoyan al gobierno de Guaidó. Es más del 25 %. Y entre los países que apoyan a Guaidó está Estados Unidos, y entre los que apoyan a Maduro está Rusia. Es decir, que cada gobierno cuenta con el apoyo de potencias, Lo que significa que también son considerados ilegítimos por esas mismas potencias.
El Estado sufre un vacío de poderEl vacío de poder en Venezuela se manifiesta en el exceso de factores y grupos de poder. Si muchos mandan, no manda ninguno. El gobierno de Maduro, el gobierno interino (Guaidó), el hampa, los narcotraficantes, los enchufados, los militares, cada uno tiene una cuota de poder.
La legitimidad del Estado está en disputaMuchas personas afirman que Maduro está usurpando el poder y que llegó al mismo por dictamen de Chávez y por elecciones amañadas. Por parte de Guaidó y el gobierno interino que representa, para muchos su autoproclamación es ilegal y carece de toda validez.
El Estado muestra incapacidad para controlar su territorio y hay intervención de fuerzas externas o falta de soberanía en el territorio nacionalMucho antes del chavismo Venezuela perdió el control sobre el Esequibo (puedes leer al respecto en Curadas.com) y para algunos analistas está a punto de perderlo definitivamente. Y en la actualidad, Venezuela no puede ofrecer seguridad a sus ciudadanos en las fronteras. Secuestros, asesinatos, invasiones, explotación de minas, contrabando, narcotráfico y otros crímenes se cometen de manera continua en los límites de Venezuela con otros países.
El Estado fue devastado por la guerraNo es el caso de Venezuela
El Estado fue devastado por un evento naturalNo es el caso de Venezuela
En el Estado existen amenazas a la seguridad
Venezuela es uno de los países más inseguros del mundo y la inseguridad es de todo tipo, pues no hay seguridad económica, jurídica, social, vial, bancaria, política ni nacional.
El Estado sufre decaimiento económicoLa crisis económica de Venezuela ha batido muchos récords y es digna de estudio. Según algunos textos, la hiperinflación de Venezuela es la más grave y continua que se ha registrado.
En el Estado existe flujo de refugiadosLa emigración venezolana durante la revolución bolivariana, conocida como «la diáspora venezolana», es uno de los eventos migratorios humanos más conocidos en la actualidad y ha afectado a muchos países.
El Estado y las violaciones a los derechos humanosEn Venezuela se cometen violaciones a los derechos humanos constantemente. En las manifestaciones contra el gobierno de Maduro murieron muchos estudiantes y, entre otros casos, destaca también el del concejal opositor Fernando Albán, quien fue asesinado por funcionarios de la policía política. Con frecuencia, las fuerzas policiales cometen ajusticiamientos en los barrios de Venezuela, un país donde no existe la pena de muerte.
El Estado falla en proveer servicios básicosLos cortes del servicio eléctrico y la suspensión del suministro de agua son problemas del día a día en Venezuela. Incluso el suministro de gasolina es precario a niveles apocalípticos, a pesar de tratarse de un país productor de petróleo.
En el Estado hay alta criminalidad y corrupciónDependiendo de la fuente que se consulte, Venezuela está entre los primeros 10 o 20 países más peligrosos del mundo, y no precisamente por amenazas naturales. Hablamos de crímenes. Lo mismo ocurre con la corrupción. Según el índice de percepción de la corrupción más reciente, Venezuela es el quinto país más corrupto entre 179 evaluados.

La condición de «Estado fallido» puede aplicarse a países con situaciones muy distintas:

  • Yemen: devastado por la guerra.
  • Somalia: terrorismo y el desgobierno.
  • Sudán del Sur: aún no ha desarrollado sus instituciones tras declararse independiente en 2011.
  • Venezuela y Haití: severas crisis políticas, económicas y humanitarias. Ciudadanía huérfana de soluciones.

Al referirnos a los Estados fallidos lo procedente es que se asocie el término a naciones devastadas por la guerra, dictaduras que oprimen a un sector de la población o sitios afectados por desastres naturales.

Una característica básica de un Estado fallido presente en Venezuela es la disputa por la legitimidad internacional entre varias facciones dentro de un mismo Estado.

Estos elementos suelen vincularse con tal concepto, pero el término no está libre de polémica por su discriminación hacia los países así denominados y por ser utilizado para justificar intervenciones extranjeras.

Otra visión nos dice que al aceptar la definición de Estado fallido tácitamente se está admitiendo la de Estado exitoso.

Por ejemplo en Libia hay dos gobiernos opuestos que no buscan legitimidad sobre el territorio que controlan sino sobre todo el país. En Venezuela hay un gobierno «oficial» y un gobierno «interino» y ambos gozan de reconocimiento internacional.

Los Estados fallidos son peligrosos

Aunque los Estados fallidos no suponen de por sí una amenaza internacional como sí la representarían Estados expansionistas o violadores del derecho internacional, al constituir un vacío de poder no ofrecen forma alguna de control de actividades que se podrían desarrollar allí, tales como el tráfico de armas en Siria o el tráfico de drogas en Afganistán.

Juan Pablo Pernalete Llovera fue asesinado durante protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en el año 2017

Por qué fallan los Estados

Un Estado puede fallar por causas internas o externas.

Las causas internas son principalmente de carácter demográfico, económico y de seguridad. De allí que digamos que un país en guerra civil o donde una minoría se mantiene en el poder tiene mayores probabilidades de colapsar que uno donde exista una distribución equitativa y división del poder.

Por su parte, las causas externas abarcan desde la presencia militar extranjera a la imposición de sanciones, su postura en el comercio mundial o desastres naturales.

Estado frágil

El problema del concepto de Estado fallido es que aquellos que no hayan colapsado pero sean muy frágiles no disponen de un término medio donde encuadrarse. Encontramos la categoría de «fragilidad estatal» para ofrecer respuesta a la materia.

Desde el año 2005 la organización Fund for Peace (Fondo por la Paz) emplea doce indicadores para estructurar su Índice de Estados Fallidos, rebautizados como Estados frágiles desde 2013.

El ente justificó el renombramiento con el calificativo «frágil» argumentando que el de «fallido» si bien designaba un peligro real para los habitantes de un Estado, también suponía una distracción de la meta de distinguir las condiciones de desarrollo o seguridad de tales países.

Índice de Estabilidad Estatal

Aparece, entonces la denominación de Índice de Estabilidad Estatal para adoptar un enfoque más neutral en el asunto.

Los indicadores mencionados acogen criterios fundamentales en los cuales se evalúan aspectos como amenazas a la seguridad, decaimiento económico, violaciones a los derechos humanos, flujo de refugiados, falta de provisión de servicios básicos, criminalidad y corrupción, intervención de fuerzas externas o falta de soberanía en el territorio nacional.

En la lista, cuya más reciente publicación es de 2019, están incluidos 178 países calificados en 11 categorías, desde «alerta máxima» a «muy sostenible».

Venezuela está en el puesto 32 bajo la condición de «en grave peligro», aventajada en América solo por Haití – puesto 12, «en alerta» – como los países más frágiles del mundo.

Lo que define internamente el funcionamiento de nuestro Estado es el cumplimiento de nuestra constitución.

En Venezuela los postulados constitucionales abogan por la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político, valores y responsabilidad claramente atropellados desde hace años por quienes tienen el poder.

Podemos contrastar lo que el Estado venezolano debe proveer a sus ciudadanos con la realidad de nuestro país usando instrumentos como la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) que nos habla de la vulnerabilidad social que hoy rige, en la cual confluyen la exposición a riesgos, la incapacidad de respuesta y adaptación de individuos, hogares o comunidades.

¿Es Venezuela un Estado fallido?

La fragilidad, indefensión y desamparo institucional de un Estado que no contribuye a fortalecer a sus ciudadanos ni los cuida, concluye con un veredicto innegable independientemente del lado político de quien haga el análisis:

Venezuela es un Estado fallido.

Imagen de la BBC de venezolanos haciendo cola para comprar comida

Curaduría Pedro Beomon / Tomado de EOM, Política UCAB.

También puede interesarte: Sucesos de Apure prueban que Maduro convirtió a Venezuela es un Estado fallido», acusa Julio Borges.

Imagen portada: CNN

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Provea y Laboratorio de Paz denuncian 628 detenciones «arbitrarias» durante la pandemia

Nota Próxima

Los enfrentamientos entre Gaza e Israel siguen sin tregua en su quinto día

Recientes de Blog