Científicos se preguntan cómo duró un terremoto 32 años

Científicos se preguntan cómo duró un terremoto 32 años

/
2 minutos de lectura

El lento terremoto, el más largo registrado hasta la fecha, acabó en desastre en 1861. Los expertos quieren encontrar equivalentes actuales

Cuando un terremoto de magnitud 8,5 sacudió la isla indonesia de Sumatra en febrero de 1861, sacudió la tierra y causó una muralla de agua que arrasó las orillas cercanas y mató a miles de personas.

Ahora parece que el trágico evento no fue un incidente aislado: lo cierto es que supuso el final del terremoto más largo documentado hasta la fecha, que ocurrió a lo largo de 32 años. Estos tipos de seísmos, conocidos como eventos de deslizamiento lento, pueden ocurrir durante días, meses o años. Pero el fenómeno descrito recientemente duró más del doble que el plusmarquista anterior, según se informa en un artículo publicado en Nature Geoscience.

«No me hubiera creído que encontraríamos un evento de deslizamiento lento tan largo, pero lo hicimos», afirma la autora del estudio Emma Hill, geodesista en el Observatorio de la Tierra de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur.

El hallazgo de un terremoto tan lento promete ayudar a los científicos a comprender la sorprendente variedad de formas en que se mueve nuestro planeta inquieto y el potencial mortal de estos fenómenos silenciosos para provocar seísmos mucho más potentes.

Al igual que los fenómenos rápidos, los terremotos lentos liberan energía acumulada por los movimientos de las placas tectónicas. Pero en lugar de liberarla en una ráfaga que sacude el suelo, los seísmos lentos liberan la tensión poco a poco con el paso del tiempo y no suponen un peligro por sí solos. Con todo, los cambios sutiles en el subsuelo podrían acumular tensión en zonas adyacentes a lo largo de una falla, lo que podría aumentar el riesgo de un mayor temblor cercano.

Otras zonas de Indonesia ya son motivo de preocupación. La isla meridional de Enganno está «hundiéndose demasiado rápido», explica Rishav Mallick, primer autor del nuevo estudio y candidato a doctor de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur. Aunque advierte que los datos proceden de solo una ubicación, sugieren que un seísmo lento ya podría estar en marcha cerca de la isla.

«No se trata de un solo fenómeno aislado en el siglo XIX», afirma Mallick. «Estamos viendo cómo ocurre ahora mismo».

Pistas escritas en el coral

El nuevo estudio se basa en un registro inesperado de los movimientos tectónicos terrestres: los corales.

Algunos tipos de coral, como el Porites, crecen hacia fuera y hacia arriba hasta que están justo por debajo de la superficie del agua. Si el agua sube, el coral vuelve a crecer. Si el agua baja, el coral expuesto al aire muere, mientras que la parte sumergida sigue creciendo hacia fuera. Como estos corales crecen en capas, como los árboles que crecen en anillos concéntricos, los científicos pueden utilizar sus esqueletos para trazar los cambios del nivel del agua con el paso del tiempo.

«Básicamente actúan como medidores naturales de la marea», afirma Hill.

Los cambios del nivel del mar pueden deberse a factores impulsados por el cambio climático, como el deshielo de los glaciares o los cambios en la altitud del paisaje. En la costa occidental de Sumatra, los últimos tipos de cambios dejan al descubierto una batalla subterránea entre placas tectónicas.

En esta zona, la placa tectónica australiana se hunde bajo la placa de Sunda, pero se queda atrapada en una zona directamente bajo el arco de las islas indonesias. A medida que las placas chocan, la placa que desciende tira de la tierra suprayacente. Esto dobla la superficie, que tira del límite de la placa y la hunde más en el mar, pero hace que otras partes de la placa asciendan.

Si se acumula tanta tensión que la región se ve sacudida por un terremoto, la tierra se mueve de forma abrupta, invirtiendo el efecto y haciendo que algunas zonas costeras asciendan. Se produjo un movimiento como ese tras un terremoto de magnitud 8,7 en Sumatra en 2005.

Continúa leyendo en NATIONAL GEOGRAPHIC

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog