El año escolar 2020-2021 se caracterizó por «la pérdida del aprendizaje»

///
4 minutos de lectura

Expertos en materia educativa llegaron a la conclusión de que en el año escolar 2020-2021 en Venezuela hubo una «pérdida del aprendizaje».

¿Cómo terminó el año escolar en Venezuela? Titula un foro realizado este viernes, donde los especialistas hicieron un diagnóstico de lo que dejó este año, cuyo balance es negativo.

Los panelistas fieron: el director general de Fe y Alegría, Manuel Aristorena; Henry Renna, del Clúster de Educación en Venezuela; Olga Ramos, de la Asamblea de Educación, Fausto Romeo de la Asociación Nacional de Institutos de Educación Privada; Luisa Pernalete de Fe y Alegría y Lilia Vega, de la Red de Madres, Padres y Representantes.

Los problemas de conectividad, las fallas eléctricas, la deserción de estudiantes, la falta de servicios básicos como agua y otros servicios en los hogares y escuelas, destacaron como los principales obstáculos en este segundo año escolar en pandemia en Venezuela.

Se constató que las «deplorables condiciones de más del 90% de los planteles en todo el país, sobre todo de la red pública, así como el pronunciado déficit de docentes, cuyo nuevo incremento salarial aún no superan los 10 dólares mensuales.

Lea también: Duque cumple tres años turbulentos en la presidencia colombiana

Las propuestas

Sin embargo, los especialistas proponen y urgen a que el regreso a clases presenciales en el país «debe ser inminente, garantizando todas las medidas para la seguridad de los estudiantes y los maestros».

Para que el retorno suceda en las escuelas se tienen que dar condiciones no solo físicas, de infraestructura y servicios básicos, sino también garantizar la debida preparación académica y buena paga de los docentes, así como la posibilidad «del libre pensamiento y el no adoctrinamiento».

Sobre la cualificación de los maestros, Ramos alertó que «hay una importante cantidad de personas que son bachilleres y los graduaron como docentes a través de una micro misión. Eso es un grave problema para la calidad educativa porque no están debidamente formados».

Por su parte, la profesora Olga Ramos remarcó que la «pandemia lo que hizo fue incrementar las desigualdades de la emergencia humanitaria compleja de Venezuela».

En relación al plan gubernamental Cada Familia Una Escuela, que se comenzó a implementar desde el Ministerio de Educación desde el mismo inicio de la declaratoria de la pandemia del Coronavirus en el país, la investigadora cuestionó que no es un diseño para la educación a distancia «porque, entre otras cosas, las guías de aprendizaje no son para una educación a distancia sino para clases presenciales».

El mejor escenario para el profesor Fausto Romeo «es que los estudiantes vuelvan a las aulas, pero preguntarnos cuántos van a regresar, cuántos estudiantes, cuántos profesores, de los cuales la mayoría están desmotivados y se han ido». Pero también recomendó que el retorno a los salones de clases se haga de manera progresiva desde el mes de septiembre.

Entre tanto, el presidente de Andiep denunció » casos de extremos legales que no son refuerzos pedagógicos. He conocido de casos de estudiantes que presentaron sus exámenes teniendo delante al profesor a quien le pagaban entre 30 y 40 dólares para que los pasaran», dijo.

Janet Yucra

Con información de Fe y Alegría Noticias

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog