Egregor: una forma de pensamiento o mente colectiva

Egregor: una forma de pensamiento o mente colectiva

1 minuto de lectura

El termino egregor es un término misterioso de las sociedades esotéricas con significado de “vigía”

Sabemos del inconsciente colectivo, la memoria colectiva o incluso los arquetipos descritos por Jung. En muchos sentidos, ya venimos nombrando este fenómeno poco conocido, y sin embargo, tan propio de los seres humanos: el egregor. Pero así como nosotros somos capaces de generar toda esta conciencia compartida, ella también tiene el poder de afectarnos…

Un egregor es producido por una poderosa corriente de pensamiento colectivo. Cuando un gran número de personas se concentran juntas sobre el mismo tema con la misma intensidad, desarrollan una energía común. Todos sabemos acerca de este efecto estimulante, que podemos comprobar al compartir con otros un buen proyecto y un momento intenso. La actividad concentrada recoge las intenciones de cada uno en una conciencia colectiva que parece llevar el conjunto. Pero detrás de la impresión personal, un conjunto de procesos regulados se desarrolla entre nosotros.

Egregor

Una emoción activa los átomos en nuestras células, convirtiendo al cuerpo en una batería capaz de fabricar su propia energía. Por lo tanto, por la pura fuerza de la emoción mutua e incluso sin darnos cuenta, conectamos nuestras fuentes de energía y creamos una más grande, global. Como conectados entre sí, vibramos en la misma longitud de onda. El voltaje es lo suficientemente alto como para el surgimiento de un espíritu de grupo. “El bioquímico Rupert Sheldrake habla de campo morfogenético. El sentir de una persona ejerce una fuerza sobre la otra. Este movimiento, por resonancia, influirá en sus comportamientos y pensamientos”, dice Rosa Claire Detève, capacitadora en psicología cuántica. Pero ese espíritu de grupo no es más que el resultado pasivo de un instinto gregario.

Pierre Mabille, médico y antropólogo, cercano a los artistas del surrealismo, consideraba que el egregor poseía “una personalidad diferente a la de los individuos que lo componen”. A nivel individual, por ejemplo, sabemos que a veces un pensamiento arraigado por largo tiempo terminará a veces por sobrepasarnos. De alguna manera se convierte en autónomo y actuará en nosotros mientras lo alimentemos con nuestras creencias. Del mismo modo, el egregor es una entidad vitalizada. Actúa como un almacenamiento de energía, impulsado por los sentimientos, deseos, ideales y temores de sus miembros. Cuanto más numerosos son, tanto más se fortalece el egregor para influir en sus vidas.

Creditos y agradecimiento al canal NIUtube en YouTube

Te recomendamos escuchar: El Sarisariñama: un abismo lleno de misterios y secretos

Saber mas…

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog