Una enfermera aplica una dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19 en Maracaibo (Venezuela). EFE/Henry Chirinos/Archivo

Es un crimen retomar las clases presenciales, dice Julio Borges

2 minutos de lectura

“Es un crimen que el régimen de Nicolás Maduro pretenda retomar las clases presenciales” en Venezuela, opinó este viernes el dirigente opositor Julio Borges.

“La pandemia está lejos de ser controlada (en Venezuela) y se debe a la inacción y politización de la dictadura”, añadió el comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores designado por Juan Guaidó.

De acuerdo a datos de la Universidad de Washington, citados por Borges, menos del 5 % de la población venezolana está vacunada completamente contra la COVID-19. Y “según las proyecciones, a este ritmo de vacunación en octubre no se logrará ni siquiera el 10 %”, dijo.

“Ante este contexto, es un crimen que el régimen de Maduro pretenda retomar las clases presenciales como en otros países”, señaló Borges en su cuenta en Twitter.

Asimismo, refirió que el Observatorio de Universidades informó en su más reciente estudio que el 88 % de los profesores y el 90 % de los estudiantes no han sido vacunados. “Con estos porcentajes es un crimen reiniciar las clases presenciales”, insistió.

“A Maduro no le importa la vida de los venezolanos. Por eso impidió la llegada de la vacuna Astrazeneca, politizó el acuerdo de Covax, y mintió con las cifras de contagiados y fallecidos”, sostuvo.

En ese sentido, Borges llamó a la comunidad internacional a donar vacunas para Venezuela para evitar más muertes por el coronavirus.

“Es fundamental que el mundo pueda donar vacunas para Venezuela. La dictadura no se preocupará por acelerar la vacunación, los venezolanos están a la deriva, expuestos a un virus letal. Por eso se requiere donar todo tipo de vacuna para que se puedan salvar vidas. La soberbia y el deseo de control de una dictadura no puede estar por encima de la vida de los venezolanos”, finalizó.

¿Vacunación en secreto?

La ONG Médicos Unidos de Venezuela (MUV) denunció este jueves que el país sigue de último en la lista en cuanto a cobertura de vacunación con primeras y segundas dosis en América Latina.

«No existe un verdadero plan y está en deuda con los que iniciaron esquema con la Sputnik V», dijo la ONG.

En Venezuela están aplicando la vacuna rusa a las personas mayores de 60 años. Pero un gran porcentaje recibió la primera dosis y lleva más de dos meses esperando por la aplicación del segundo componente, que no ha llegado al país.

El portal El Estímulo informó esta semana que a las personas con primera dosis de la vacuna rusa – y que ya se les venció el plazo para recibir la segunda – les están dando cita para iniciar un nuevo esquema de inmunización, esta vez con la china Sinopharm.

El régimen no ha confirmado ni desmentido la información.

MUV también se hizo eco de los rumores que han circulado en cuanto a que al país están llegando vacunas chinas pero el régimen no lo informa a la población.

«Exigimos sincerar cifras de la llegada de vacunas al país y de vacunados. (Los) venezolanos dependemos de un plan real y creíble de vacunación», dijo la MUV en su cuenta de Twitter.

Redacción Curadas.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog