ABBA: la trágica historia de Frida, hija del experimento de Lebensborn

ABBA: la trágica historia de Frida, hija del experimento de Lebensborn

5 minutos de lectura

Anni-Frid Lyngstad no tuvo una infancia fácil. Faltaban muchos años para convertirse en Frida, la popular cantante del cuarteto sueco ABBA cuando comenzó a sospechar sobre su verdadera historia

Una de las integrantes del icónico grupo Abba, tiene una historia increíble. Se trata de Anni-Frid Lyngstad, más conocida como Frida, quien nació como resultado de un experimento nazi que buscaba expandir la raza aria.

Frida fue una de los 8.000 niños nacidos de la «cruza obligatoria» entre nazis y mujeres de los países ocupados. Por su peculiar concepción, fue víctima de acoso y hostigamiento, por ser descendiente de alemanes en plena posguerra en Noruega; y ahora, gracias a ella, se conoce la historia de niños torturados, violados e internados en centros especializados.

ABBA

Se creía que las mujeres noruegas tenían sangre vikinga y que por esta razón eran «arias puras»; entonces, al procrear con soldados alemanes, aparentemente lograrían enriquecer la genética de las nuevas generaciones

Así es que Frida nació, el 15 de noviembre de 1945 en Ballangen, Noruega; como consecuencia de un experimento nazi llamado «Lebensborn», creado por el líder de la SS Heinrich Himmler.

Al igual que Frida, a los niños nacidos en ese experimento, se les llamaba «Tyskerbarna» o «niños alemanes», y rechazados duramente por la sociedad, que consideraba a sus progenitoras como traidoras, por contribuir a la expansión de la genética nazi.

Parece que a varios «niños alemanes» se les envió a orfanatos, pero nadie quiso adoptarlos; por lo que crecieron en ese tipo de instituciones hasta alcanzar la mayoría de edad. Además, se dice que a otros niños se les encerró en instituciones mentales, porque se les consideraba «retardados».

A las madres de las criaturas también se les maltrató, y muchas de ellas enviadas a campos de concentración.

En este panorama difícil, la madre de Frida y su abuela decidieron instalarse en Suecia y aunque no quedaron exentas de discriminación, luego de la muerte de Sinni (la madre de Frida), la pequeña decidió encaminar su vida a la música y a sus once años debutó en un concierto a beneficio de la Cruz Roja.

Luego en su etapa adulta, Frida se casó con Ragnar Fredriksson, con quien tuvo a sus hijos, pero el matrimonio se acabó en 1967.

En los 70 Benny Anderson conquistó su corazón. Anderson participó en la producción de unos de sus discos y al poco tiempo después se casaron y junto a Agnetha Fältskog y Björn Ulvaeus formaron ABBA, una banda que conquistó al mundo y llegó a ser líder en venta de discos en los años 70.

En la cima del éxito del grupo, la pelinegra de ABBA se animó a contar sus vivencias y hacer público el calvario que vivieron los «niños alemanes» en Noruega.

Así fue como una de sus tantas fanáticas alemanas reparó en que el padre de la cantante era un soldado que se llamaba Alfred Hasse, como su tío, y su curiosidad la llevó a contactarla. Finalmente, Frida pudo conocer a su papá y el encuentro le generó un impacto tan grande que terminó sumida en una profunda depresión.

La historia de Frida no acaba ahí. Tuvo un tercer matrimonio, pero esta vez con el príncipe Heinrich Ruzzo Reuss von Plauen.

El año 1999 tras fallecer una de sus hijas, de 30 años, en un accidente de tráfico en EE.UU., un cáncer fulminante se llevó también al príncipe Von Plauen, legándole directamente a Frida el título de su Alteza Serenísima la princesa Anni-Frid de Reuss, condesa de Plauen, su fortuna y propiedades, convirtiendose en una aristócrata millonaria.

Tomado de EL UNIVERSO

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog