Acreedores quieren embargar activos de venezolanos bloqueados en EE.UU.

////
4 minutos de lectura

A falta de una propuesta factible de refinanciamiento, los acreedores de la deuda en default de Venezuela, están buscando fórmulas novedosas para tratar de cobrar: una de ellas es ir por activos bloqueados en Estados Unidos de personajes vinculados con supuestos casos de corrupción relacionados con la administración de Nicolás Maduro.

A través de la agencia Reuters se conoció, por ejemplo, del caso de un tenedor de bonos venezolanos impagados que está contemplando la posibilidad de embargar los apartamentos de Florida que pertenecen a Raúl Gorrín.

Reuters reseñó que la posible acción de Casa Express Corp, una empresa poco conocida de Florida que fue una de las primeras en demandar al gobierno venezolano, afectado por la crisis económica y que mantiene una situación de default de bonos, muestra cómo los acreedores están buscando cada vez más lejos los activos vinculados a Venezuela.

Un juez federal estadounidense del Distrito Sur de Nueva York dictaminó en noviembre de 2020 que Casa Express tenía derecho a cobrar 43,2 millones de dólares de Venezuela por concepto de obligaciones impagadas bajo dos bonos que el país incumplió en 2018 en medio de un prolongado colapso económico.

En agosto de 2021, la empresa registró esa sentencia en un tribunal federal de Florida. Los apartamentos allí son propiedad de dos compañías registradas en Delaware que, según Estados Unidos, son propiedad o están controladas por el empresario Raúl Gorrin: Posh 8 Dynamic Inc y Planet 2 Reaching Inc, según muestran los registros del condado de Miami-Dade.

Lea también: Los republicanos ofrecen a Biden un trato para suspender el techo de deuda

En una presentación del 1 de octubre, un abogado de las dos empresas dijo que Casa Express les había obligado «a presentar una declaración jurada en la que se explicaba por qué ciertos bienes inmuebles no debían aplicarse a la satisfacción de la sentencia». La presentación fue reportada por primera vez por el proveedor de información financiera REDD.

Los abogados de Casa Express y de las empresas de Delaware no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Los fiscales estadounidenses en 2018 acusaron a Gorrín, propietario del canal de televisión venezolano Globovisión, de violar las leyes anticorrupción de Estados Unidos al pagar 150 millones de dólares en sobornos a funcionarios venezolanos por el derecho a participar en lucrativos acuerdos de divisas, y presuntamente lavar fondos a través de activos estadounidenses, señaló Reuters.

Cualquier intento de Casa Express de embargar los apartamentos se enfrentaría a múltiples obstáculos, dijo Jay Auslander, socio del bufete de abogados Wilk Auslander, especializado en la ejecución de sentencias.

«Van a tener que demostrar que estos activos están en manos de Gorrin en beneficio de Venezuela», dijo Auslander.

Además, tanto Posh 8 Dynamic como Planet 2 Reaching fueron sancionados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en 2019, lo que bloquea a las empresas estadounidenses para que traten con ellos. Casa Express necesitaría una licencia de la OFAC para incautar los activos, dijo Auslander.

Los apartamentos propiedad de Posh 8 Dynamic y Planet 2 Reaching están valorados en 6,2 y 11,8 millones de dólares, respectivamente, según los registros de la propiedad.

Con información de Reuters

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog