Francia superó a España y se convirtió en campeón de la UEFA Champions League

//
1 minuto de lectura

A una buena España la tumbó una pareja de balones de platino. Francia no necesitó una exhibición para noquear a una buena selección española, valiente, con personalidad, pero con falta de madurez para aguantar una final. Todo llegará. Mientras, Benzema y Mbappé lanzaron la alfombra roja. El título se lo queda Francia. España no se puede quedar sin reconocimiento.

A Francia le sobra lo que no tiene España. En el área puede ganar todos los premios individuales del planeta. Benzema necesitó un balón para congelar la euforia por el gol de Oyarzabal. Mbappé recibió otro esférico para cinturear ante Unai. El rayo había recibido en fuera de juego, pero se entendió que había tocado Eric Garcia. El título era suyo. La selección francesa interrumpió el regreso español al paraíso. El grupo de Luis Enrique no supo aguantar su ventaja. Las estrellas son de Francia.

Continúa leyendo en Diario MARCA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog