Caracas sin Porfirio

Caracas sin Porfirio, por León Hernández. Voz: Lolymar Viloria

/
3 minutos de lectura

Caracas sin Porfirio

Por León Hernández
Twitter: @el_leon

Voz: Lolymar Viloria
Twitter: @LolymarViloria

Escucha el audio o sigue leyendo

Una ciudad ve que llueve sin fotos, ni palabras. Sin nada en la noche nublada, más gris que negra, Caracas. Un parte climático se escapa a esta hora.

En esta tarde se cayeron árboles, se inclinaron paraguas rotos y se rompieron los charcos de la calle, músicos autores del sonido que se aproxima y se va, lleno de aire y salpicar de ruedas.

La Caracas de este 13 de octubre de 2021 es una colmada de mendigos en las esquinas. Está la fatiga de la señora que pide 14 dólares para un medicamento contra las convulsiones, al final de Las Mercedes, a pocos metros de otro, a quien le debo, en la dura elección entre él y la dama, mi contribución para que calme su hambre.

El silencio en la lluvia revela distancias, ausencias y muestra los claros en el cielo, como rastros azules del día que despuntará mañana.

En los reflejos de la lluvia también esperan algunos ojos. Llueve sin fotos, ni palabras, pero sí con sonidos.

En esta tarde se cayeron algunos árboles, se rompieron charcos con el paso de los carros en la calle, en el sonido que se aproxima y se va.

Del día de hoy, necio, gruñón, nada quedará, solo el silencio de Porfirio Torres, el amo de lo paranormal en la Venezuela de ayer y de hoy.

Lo fantástico, lo irreal, lo inexplicable, lo insólito, ha encontrado hoy el conocimiento del más allá. Pero no nos graba detalles. Imaginaremos su voz en la búsqueda de nuevos capítulos.

Su sombra viene a halarnos las orejas. Aún no tiene tiempo para empezar a hacer lo que otros espectros sí. Es egoísta y disfruta al final, de revelarse para sí los misterios detrás de lo mortal.

Porfirio mira en silencio. Ya siente que está en el aire, pero no lo podemos oír.

Llora la ciudad, pero no tanto… hoy Caracas es menos insólita que de costumbre.

2 Comments

  1. Marca registrada en el sentimiento de una generación por la calidad narrativay por lo interesante de los temas escogidos, marcó una época que trascendió de siglo y centuria. Insólitos Rafael Silva y el admirado Porfirio Torres.. Toda una cátedra gratuita de locución…los buenos cada vez menos…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog