Anarquismo

El anarquismo no busca el caos: rechaza un orden impuesto desde arriba

/
8 minutos de lectura

El anarquismo: Cuando hablamos del tema pensamos en caos, inseguridad y desorden. ¿Será cierto que el anarquismo busca el caos?

El anarquismo no es un sistema social fijo sino una dirección hacia la que se propone puede avanzar la sociedad.

El anarquismo: Algunas ideas

En el discurso sobre la desigualdad, Jean-Jacques Rousseau critica a las instituciones que permiten a los poderosos imponerse sobre los más débiles.

Por su lado, Inmanuel Kant defiende la libertad como condición para alcanzar la madurez.

Alejandro de Humboldt decía que con la libertad como condición todo campesino y artesano se elevará a artista.

Afirmaba que la persona mejoraría todo con su trabajo, cultivaría su intelecto y exaltaría su placer.

La dirección es la libertad. Las ideas de los ilustrados fueron tomadas para justificar el liberalismo capitalista.

La aristocracia no tenía por qué mandar sobre la sociedad.

Pero hubo quien percibió que con el capitalismo las cosas no habían mejorado tanto.

Elementos a favor y en contra

El anarquista Pierre-Joseph Proudhon consideraba que mientras los medios de producción estuvieran en manos privadas, persistiría la explotación de los débiles.

El geógrafo Piotr Kropotkin expone cómo el capitalismo prospera gracias a la pobreza

El anarquismo también está en contra de la acumulación de capital.

En sus orígenes marxismo y anarquismo eran muy cercanos.

Los socialistas como Vladimir Lenin pensaban que los medios debían ser controlados por el Estado.

Por su parte anarquistas de la talla de Mijail Bakunin insistían en que los trabajadores organizados eran quienes debían poseer las tierras y las fábricas.

Anarquismo y marxismo

El anarquismo también buscaba alejarse del dogmatismo de los marxistas.

Proudhon le escribió a Karl Marx: «No nos convirtamos en líderes de una nueva religión».

Un anarquista es esencialmente un socialista que busca abolir toda jerarquía injusta y toda forma de dominación.

Y el Estado es una forma de dominación.

El anarquismo cree en la democracia pero desconfía de las elecciones.

«La democracia representativa en lugar de ser una garantía para el pueblo ayuda a perpetuar una aristocracia en el poder».

Esto lo manifestaba Bakunin.

Anarquismo: ¿Orden o caos?

El anarquismo, entonces no busca el desorden sino un orden que no sea impuesto por la fuerza desde arriba.

Los trabajadores no debería someterse al Estado sino ser el Estado mismo.

El anarquismo no ha prosperado porque sus ideas son consideradas demasiado radicales.

El anarquismo busca desmantelar toda jerarquía impuesta.

Por ejemplo, algo normal como el trabajo asalariado es considerado como esclavitud del salario.

También se le critica al anarquismo su preferencia por la acción directa.

Los anarquistas buscan actuar desde fuera de la institucionalidad.

Por ejemplo, a través de huelgas o manifestaciones.

Los anarquistas actuales prefieren las disrupciones informáticas como el «hacktivismo».

Ejemplos históricos

En Rusia los primeros soviets eran grupos anarquistas de trabajadores.

Después cayeron por el monopolio del Estado bolchevique.

En Italia, inspirados en Enrico Malatesta y Antonio Gramsci, grupos de trabajadores tomaron el control de las fábricas hasta inicios de los años 20.

Si revisamos España encontraremos que se formaron comunidades donde no existía el dinero. Todos trabajaban y dedicaban tiempo a la educación y al arte.

Y en México, los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón escribieron el periódico «Regeneración» que influyó en el surgimiento de la Revolución Mexicana.

En la actualidad hay muchos tipos de anarquismo. Pero para existir requieren un grado de conciencia y solidaridad.

De todas maneras, estos ideales podrían servir de guía para buscar acabar con el abuso y la opresión.

¿Es bueno o malo?

La calificación del anarquismo como un cuerpo de ideas buenas o malas es, obviamente, subjetiva.

El que lo avala se basa en que la corriente persigue la perfectibilidad social y el crecimiento del individuo.

Que la libertad es su esencia, rechazando todo tipo de dominación.

Quien lo detracta, principalmente los anticomunistas – esto, por tradición -, sostienen que fomenta el desorden, la irreverencia y hasta la violencia.

La fama negativa y el rechazo le provienen de finales del siglo XIX cuando recurrió al sabotaje y l a destrucción de la propiedad, llegando, inclusive, a la aniquilación de potentados.

¿Es de izquierda?

Al compararse históricamente con preceptos propios del marxismo, la opinión pública generalmente lo encasilla como un movimiento de izquierda.

Sin embargo, ni la anarquía ni el anarquismo pueden etiquetarse en la dicotomía izquierda-derecha.

Su concepción de la ausencia de gobierno y el orden voluntario así lo determina.

El anarquismo es cuasi una corriente utópica que no necesita el mercado, ni el capital, ni la propiedad ni el dominio.

¿Cómo explicarlo a los niños?

Indudablemente que la primera educación de los niños, la que procede del seno familiar, se definirá por los principios y valores particulares de los padres.

Y a esto corresponde la decisión personal de impartirles explicaciones sobre tópicos como el anarquismo.

En el hogar se imparten las primeras nociones de vida y de allí se forjarán los cimientos para el futuro desenvolvimiento del individuo.

Luego, viene la escuela y materias como la que nos ocupa no integran el proceso educativo del párvulo.

Cabe entender que a temprana edad no se ha consolidado aún el discernimiento propio de la madurez. Sin embargo, en todo caso, cualquier enseñanza debe apartarse del fanatismo.

En fin, hemos visto que la doctrina del anarquismo no está exenta de controversiales materias.

Y que si bien su prevalencia se centró a finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX, movimientos estudiantiles y antiautoritarios surgidos desde los años 60 han retomado algunas de sus postulados.

Tomado de CuriosaMente, Wikipedia.

También puede interesarte: El tercer entorno.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog