El gordo de enfrente por Alejandro Lugo

/
2 minutos de lectura

Las guacamayas de Caracas

Las guacamayas en Caracas además de alegrarnos las horas del atardecer con su bullicio y colores pidiendo comida, han creado una fraternidad entre los vecinos.

De balcón a balcón, de ventana a terraza, nos saludamos y nos morimos de envidia cuando al vecino le llegan 12 guacamayas y a uno le llegan solamente 3.

Uno se hace fotos con ellas, pero si tu balcón está lleno de guacamayas, la mejor foto te la puede hacer el vecino de enfrente.

Fue así, como sin saber su nombre, entré en contacto con mi vecino al otro lado de la calle, quien siempre tiene una vasija de terracota llena de semillas de girasol y alpiste para que guacamayas, loros y pájaros pequeños vayan a su balcón a alimentarse.

Foto de 2019 con Juan Carlos en el balcón dando comida a las guacamayas

A las 5:30 de la tarde, todos, como si del timbre del recreo en la escuela se tratara, salimos con la alegría de un escolar, a los balcones y terrazas. Y cuando veía a mi vecino con tantas guacamayas le tomaba fotografías. En algún momento, no recuerdo exactamente cómo, quizás a viva voz como solo hacemos algunas cosas en Venezuela, intercambiamos nuestros WhasApp y así compartimos fotografías.

A veces, él hacía gestos a su bandada de guacamayas para que vinieran a mi balcón.

El vecino, un gordo muy simpático, era al principio para mí simplemente «el gordo de enfrente». Después, chateando y compartiendo fotos nos presentamos y supe que su nombre es Juan Carlos.

Ayer a la hora de costumbre, todos en los balcones poniendo comida a las guacamayas, unos con más, otros con menos, pero al final alegres de tenerlas cerca, vi en el balcón de Juan Carlos a la esposa y la hija con 8 guacamayas. Les tomé una foto y la mandé a su WhatsApp.

Un buen rato después, recibo un mensaje donde me dicen «ay vecino, gracias, mi esposo murió el viernes pasado con covid.

«Sí, esto ha sido horrible, es un vacío que se siente sin él aquí en la casa. Y hoy vinieron muchas guacamayas a visitarlo y él no está 😔»

Nunca hablamos frente a frente, apenas nos conocimos, compartimos algunos asuntos en beneficio de nuestros condominios y por supuesto, el amor por las guacamayas, pero me ha producido una gran tristeza.

¡Muchísima!

Extrañaré al gordo de enfrente.

Descansa en paz.

Autor: Alejandro Lugo puedes seguirlo en Instagram y Twitter como @alugofer13

Curadas | Vía Facebook: Guacamayas de Caracas

Somos Curadas.com Tu compañía en información

Únete a Curadas en tus redes sociales y aplicaciones favoritas

Nos alegra que te guste Curadas y quieras unirte a nosotros. Tienes varias formas de ser parte de Curadas:

  • Síguenos en las redes sociales
  • Entra a un grupo de Telegram o WhatsApp
  • Recibe nuestro boletín en tu correo electrónico

Aquí tienes los enlaces a las redes sociales de Curadas

Twitter

facebook

Instagram

YouTube

LinkedIn

Recibe nuestro boletín por correo

Entra a un grupo de WhatsApp

Entra a un grupo de Telegram

Si quieres decirnos algo:

  • Comenta al final de cualquiera de nuestras publicaciones
  • Menciónanos en las redes sociales
  • Escríbenos a [email protected]

4 Comments

  1. Las Guacamayas de Caracas
    Querido Alejandro Lugo , no sé cómo expresar agradecimiento hacia usted por tan sentido homenaje a mí hermano , Es muy especial de parte hacer tan linda narrativa de el preciso instante dónde mí hermano Juan Carlos era más feliz en su vida . Le comparto que mí hermano siempre fue fiel a su amor por guacamayas , tanto así que en el balcón de su primera casa. Crío a tres de ellas , mismas que les enseño hablar , hacer algunos trucos , y hasta se acostaban en la cama con el para que las acariciara , creo que hay que tener un don especial Para estos animales y mí hermano lo siempre lo tubo y fue lo que sus cariñosos vecinos conocieron. Me siento orgullosa una vez más por mí hermano aún después de habernos dejado e igualmente orgullosa de sus vecinos y de mí gente de Venezuela , ya que usted señor Lugo es digno representante del sentir venezolano . Muchas graciaS Niurka Tirado Castro (Su Hermana)

    • Es una muy linda historia, pero con un final muy triste y a su vez hermoso, por la pasión del gordo de enfrente hacia estos hermosos animales. Que brille la luz con inmensos colores para él hasta la eternidad. Sigue volando con tus guacamayas Gordo.

  2. Qué bonito este compartir de experiencias y agradecimientos acerca del gordo, Lugo, familia, hermana y nuestras coloridas y ruidosas compañeras de las tardes caraqueñas… gracias por compartirlo…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog