Ciudad de Pompeya: cuándo fue realmente su catastrófica destrucción

Ciudad de Pompeya: cuándo fue realmente su catastrófica destrucción

6 minutos de lectura

La terrible erupción del Vesubio del año 79 d.C. El cataclismo dejó una imagen fantasmagórica en la bahía de Nápoles, al sepultar varias localidades, entre ellas la famosa ciudad de Pompeya. Pero, ¿cuándo se produjo realmente este desastre?

«… Finalmente, la oscuridad se atenuó hasta desvanecerse como lo hace el humo o la niebla… »

De esta manera, Plinio el Joven finalizaba parte de la descripción que hizo sobre la erupción del Vesubio. Él fue testigo de excepción de la catástrofe, puesto que se encontraba en Miseno, a unos 30 km de la ciudad de Pompeya, cuando todo ocurrió. Su tío, Plinio el Viejo, murió al intentar llegar hasta la zona afectada en busca de supervivientes a los que ayudar. Recordemos que los romanos no sabían lo que era un volcán.

Pompeya
La silueta del volcán Vesubio se recorta en el cielo tras las ruinas de la ciudad de Pompeya. Foto: Istock

Conservamos en la actualidad textos de ambos autores, y de hecho, para acercarnos al desastre pompeyano son las cartas de El Joven las que más nos ayudan a recomponer los hechos. Es en la epístola VI.16 enviada a su amigo Tácito en la que Plinio el Joven dejó por escrito qué fue lo que pasó. Y es justo esa carta el origen de todas las equivocaciones con respecto a la fecha de la erupción del Vesubio.

¿Un error de traducción?

Desde hace décadas, se duda de la fecha tradicional de la destrucción de Pompeya, debido a diversos factores de carácter arqueológico. Pero, si algo contradecía a todo vestigio, era la carta antes mencionada en la que, y según la transcripción y traducción que se hizo en la Edad Media, Plinio afirma que todo pasó 9 días antes de las kalendas de septiembre, es decir, el 24 de agosto.

Pompeya
En una convergencia de calles de Pompeya estaba ubicado un pozo para la extracción de agua. Foto: Istock

El calendario romano sufrió diversas modificaciones desde su creación, en una fecha que roza lo mitológico en un relato según se le atribuye a Rómulo. Pero eso entra dentro de la narración de la vida de éste como fundador de la ciudad. Además, había tres días centrales en cada mes, llamados kalendas (día 1), nonnae (día 5 o 7) y las idus (día 13 o 15).

Para algunos especialistas, y tras una relectura del texto junto con los restos arqueológicos, el copista medieval habría caído en un error: confundir las kalendas de septiembre con las de noviembre.

La moneda de la discordia

Sobre la fecha real de la erupción del Vesubio ha habido teorías y debates desde hace decenios. Ya en la década de 1970 y con la aplicación de nuevos métodos de excavación, comenzaron a analizarse materiales que aparecían en las casas sepultadas por el volcán y que, hasta entonces, no eran objeto de estudio.

Pompeya
Esta espectacular entrada de la Casa Paquio Proculo exhibe estos magníficos mosaicos en un gran estado de conservación, en parte gracias a la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Foto: Istock

En la llamada Casa del brazalete de oro apareció un conjunto de monedas entre las que había una que ha dado lugar a un gran debate en torno a la fecha real de la erupción. Se trata de un aureus del emperador Tito, el segundo de la dinastía de los Flavios y que sólo gobernó dos años, del 79 al 81 d.C.

Él fue el encargado de inaugurar el anfiteatro Flavio, que todos conocemos como el Coliseo. Esa moneda fue datada, en un principio, con la inscripción que nombra el XV Imperium de Tito. Recordemos que el Imperium era un mando militar que existía desde tiempos de la República y que siguió dándose a los emperadores, incluso desde que estos eran asociados al poder en algunas ocasiones, como en este caso.

Esta moneda ha sido uno de los grandes pilares para retrasar la fecha real de la erupción, pero en 2013 y tras una relectura de la misma, pudo verse que realmente sería el XIIII Imperium de Tito, con lo que eso retrasaba la fecha de emisión de la moneda. Esto quería decir que este objeto en concreto no era adecuado para poder comprobar que el Vesubio no había erupcionado en agosto. Pero había más pruebas.

Continúa leyendo en NATIONAL GEOGRAPHIC

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog