Los pies: conoce por qué se te duermen y su tratamiento

Hormigueo en los pies: conoce por qué se te duermen y su tratamiento

1 minuto de lectura

El adormecimiento u hormigueo en los pies puede ser de origen óseo, vascular o nervioso; y aunque en la mayoría de los casos es puntual y leve, podría ser un indicador de problemas más serios

¿Sientes hormigueo en los pies? ¿Se te duermen frecuentemente? Cuidado, porque según el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV); esto podría ser una señal de que algo anda mal en tu organismo. Detrás de esta molesta sensación, podrían existir problemas de origen vascular, neurológico o mecánico.

«Tener esta sensación en los miembros inferiores no es normal», dice la presidenta de los podólogos valencianos, Pilar Nieto. La experta recomienda que, si nos ocurre, acudamos lo antes posible a un podólogo para averiguar la causa.

Según Nieto, la sensación frecuente de entumecimiento de los pies puede estar provocada por problemas circulatorios; relacionados con el retorno venoso, la hipertensión, la arterioesclerosis y por problemas en la microcirculación por efecto del frío. También diversos fármacos o alteraciones en nervios periféricos pueden acarrear esta molestia.

Hormigueo en los pies

En cuanto a las causas de origen neurológico, los expertos afirman que la alteración de la señal nerviosa también puede estar producida por patologías como la diabetes, el alcoholismo y el tabaquismo; ya que reducen la conducción nerviosa, pudiendo traer consigo que se nos duerman los pies o nos hormigueen.

Maite García, vicepresidenta del Colegio Oficial, ha añadido que la parestesia, esa sensación de hormigueo, puede estar provocada por el uso de un mal calzado; por deformidades que se tengan en el pie y por hábitos repetitivos de la marcha; ya que generan una presión constante sobre una zona concreta del pie.

Los podólogos concluyen en que debemos evitar el consumo de alcohol y tabaco, así como controlar cualquier enfermedad que se nos haya diagnosticado. Del mismo modo, debemos elegir un calzado que se adapte a nuestros pies, que permita el movimiento completo de estos y que no nos apriete. La suela debería amortiguar la pisada.

Junto a esto, es esencial que un podólogo realice un estudio de la pisada, neurológico y vascular, principalmente, para evaluar y ofrecer el tratamiento más adecuado en cada caso, ha concluido el ICOPCV.

Tomado de MUY INTERESANTE

CURADAS |Tu compañía en información

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog