Muere Lucía Hiriart, viuda de Pinochet

6 minutos de lectura

María Lucía Hiriart Rodríguez (Antofagasta, 10 de diciembre de 1923-Santiago, 16 de diciembre de 2021), también conocida como Lucía Hiriart de Pinochet, fue la esposa y viuda de Augusto Pinochet. Ostentó el cargo protocolario de primera dama de Chile durante la dictadura militar liderada por su cónyuge entre 1973 y 1990.

Biografía

Vida temprana y familia

Nacida en el seno de una familia acomodada de origen vasco-francés. Hija mayor del abogado y político radical Osvaldo Hiriart Corvalán,​ y de Lucía Rodríguez Auda, hija de un rico abogado.​ Los Hiriart pertenecían a la élite política de Chile.​

De su lado paterno, es descendiente del conde, político y escritor francés Dominique Joseph Garat, bisnieta del francés Pierre Fabien Hiriart Etchecoin, originario de los Pirineos Atlánticos que arribó a Chile en 1860, y nieta de Luciano Hiriart Azócar, que combatió en la Guerra del Pacífico y fue alcalde de Talca.​

Cuando tenía 10 años, su familia se mudó a Santiago. Realizó sus estudios en el liceo de San Bernardo, donde fue elegida reina de belleza.​

Destacó en matemáticas y desarrolló gustos por la ópera, danza y libros relacionados con biografías, ciencias y arqueología. Luego cursó estudios relacionados con educación parvularia y administración de empresas.​

Matrimonio e hijos

Hiriart conoció en septiembre de 1941 al entonces subteniente Augusto Pinochet, con quien inició una relación. El 11 de abril de 1942, Pinochet pidió la mano de Hiriart.​ El padre de Lucía no veía con buenos ojos esa unión, producto de la carrera militar del novio —la cual poseía baja valoración social en aquella época y que por entonces estaba alejada de los altos estratos sociales—, y por el origen de clase media de Pinochet.​

A pesar de ello, contrajeron matrimonio civil el 29 de enero de 1943, y religioso al día siguiente,​ teniendo entre los invitados a la celebración de la boda al entonces presidente Juan Antonio Ríos y a la primera dama Marta Ide Pereira, quienes eran amigos de la familia Hiriart. El matrimonio tuvo cinco hijos, tres mujeres y dos hombres: Inés Lucía, Augusto Osvaldo, María Verónica, Marco Antonio y Jacqueline Marie.​

Por un tiempo la pareja vivió fuera de Chile, en Quito junto a sus tres hijos mayores, donde Pinochet integró el equipo fundador de la Academia de Guerra de Ecuador, lo cual permitía que Lucía frecuentara los círculos diplomáticos y de la alta sociedad ecuatoriana.​

Muerte

Lucía Hiriart falleció el 16 de diciembre de 2021 a los 98 años en el departamento de su hijo Marco Antonio en Lo Barnechea a las 16:00,​ luego de múltiples complicaciones médicas y sobre todo respiratorias que se fueron acentuando con los años; las tres semanas previas, la salud de Lucia Hiriart fue decayendo fuertemente y el certificado de defunción estableció que su causa de muerte fue un paro cardiorrespiratorio producto de una cardiopatía isquémica.​ Pasó sus últimos días de vida en su casa junto a su familia.​ Su hijo Marco Antonio informó que el funeral fue de carácter privado.

Vida pública

Rol en el golpe de Estado

Famosa por ser una mujer fuerte y dominante, confidente y mano derecha de su marido, Hiriart habría sido, en palabras del propio Pinochet, una de las personas que más influyeron en su decisión de liderar el golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.​

Pinochet había decidido que el día del golpe, su esposa y sus hijos menores debían estar lejos de Santiago. A una hora no determinada del lunes 10 de septiembre, Lucía y sus hijos adolescentes Marco Antonio y Jacqueline Marie llegaron a la Escuela de Montaña, ubicada en la localidad de Río Blanco, Los Andes, que era un recinto militar comandado por el coronel Renato Cantuarias Grandón. Si el golpe fracasaba Lucía y sus dos hijos cruzarían la frontera hasta estar seguros en Argentina.​

Primera dama de la dictadura militar

Hiriart junto a Pinochet y niños (presumiblemente sus nietos), fotografía de propaganda oficialista de 1988.

Es considerada como una de las asesoras más cercanas que tuvo Augusto Pinochet durante los casi dieciséis años y medio de la dictadura militar. Siempre se discutió qué tanto poder tuvo sobre las decisiones en el gobierno. Hay episodios políticos en los que ella influyó, como la destitución del canciller Hernán Cubillos tras el frustrado viaje de Pinochet a Filipinas, o la prolongación del general Manuel Contreras en su puesto como director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).​ Debido a que existía un cierto aislamiento político internacional hacia la dictadura militar, Lucía y Pinochet viajaron poco de manera oficial al extranjero.

Viajaron de manera oficial a España, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, Bolivia y Estados Unidos con motivo de los Tratados Torrijos-Carter.​ Sin embargo, Lucía Hiriart viajó frecuentemente fuera de Chile en carácter privado.​

En 1982, Lucía fue recibida en la Casa Blanca por la primera dama Nancy Reagan, reafirmando la posición a favor del gobierno de su marido por parte de la administración Reagan.​

Mientras la Junta de Gobierno tuvo su sede en el Edificio Diego Portales desde 1973 hasta 1981, Hiriart estuvo instalada en el piso 17 asesorada por una veintena de personas.​ Durante este período, ella se destacó por una fuerte defensa de lo realizado por el régimen, y por liderar la construcción y refundación de una serie de instituciones tales como CEMA Chile, la Fundación Septiembre, la Corporación Nacional del Cáncer, el Comité Nacional de Jardines Infantiles y Navidad, la Fundación Nacional de Ayuda a la Comunidad, entre otras.​ La institución más emblemática fue CEMA Chile, organismo que siguió presidiendo hasta agosto de 2016.​

Después de la dictadura militar

Lucía Hiriart junto a sus nietos en el funeral de su marido en diciembre de 2006.

En 2005, el Servicio de Impuestos Internos se querelló en su contra acusándola de complicidad en el delito de evasión tributaria (por un monto de unos 2,35 millones de dólares estadounidenses) en el marco del Caso Riggs, siendo procesada judicialmente por dicha causa. Estuvo en prisión preventiva durante un día. Finalmente, los tribunales revocaron los procesamientos contra Lucía Hiriart en enero de 2007.

El 4 de octubre de 2007, el ministro en visita Carlos Cerda dictó su encausamiento y arresto, junto a sus cinco hijos y otras 17 personas, por el delito de malversación de fondos públicos. El mismo día fue ingresada en ambulancia en el Hospital Militar de Santiago. El 6 de octubre de ese año obtuvo la libertad bajo fianza, y el 26 de octubre el proceso en su contra fue anulado por la Corte de Apelaciones de Santiago por estimarse que hubo violación de sus garantías individuales.​

En una de sus últimas apariciones públicas se le vio en el funeral de su amiga, la exprimera dama de Chile Rosa Markmann en junio de 2009, quien brindó su apoyo absoluto a Pinochet y a su gobierno desde el principio. En diciembre de 2011 participó en una misa en memoria de Augusto Pinochet tras cinco años de su fallecimiento, que se ofició en la capilla levantada en la Hacienda Los Boldos, en la localidad de Bucalemu, donde Pinochet tenía su residencia de descanso.​ Nuevamente el 25 de noviembre de 2015 asiste al mismo lugar ya mencionado, junto a familiares y partidarios del fallecido general (r) a conmemorar el natalicio número 100 de su difunto marido.​ Sus últimas apariciones públicas fueron en diciembre de 2019, en una misa conmemorativa del fallecimiento de su marido, y en abril de 2020, en el funeral del político y fundador de Renovación Nacional Sergio Onofre Jarpa.​

En Chile, existe un popular meme de internet relacionado con el eventual fallecimiento de Lucía Hiriart.​ La versión chilena del buscador Google, ante la pregunta «¿Cuántos años tiene la vieja?» asocia inmediatamente los resultados a Lucía Hiriart.​ Asimismo, existió una cuenta de Twitter destinada exclusivamente a la espera del fallecimiento de Hiriart.​

Personalidad

Se le ha descrito como una mujer dominante con agudo olfato político, resuelta y autónoma, implacable, arbitraría y poco compasiva. Expresó siempre sus ideas de manera más directa que su marido. En recepciones oficiales, Lucía era una locuaz oradora, mientras Pinochet callaba, conocido por su escaso dominio de la palabra. En privado, se sabía que Hiriart trató despectivamente a su marido en muchas ocasiones y por sobre todo cuando tuvieron diferencias en el ámbito personal antes del Golpe de Estado​ Participó en las decisiones que a ella le importaban, como las nominaciones de alcaldes o agregados militares en las embajadas de Chile en el exterior o destituciones de funcionarios que cayeran en su desagrado.​

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog