Ajo

El ajo es bueno para… Verdades y mitos sobre el consumo de ajo

/
4 minutos de lectura

No hay quien no pondere sus facultades tanto gastronómicas como sanitarias, llegándose, incluso, al extremo de atribuirle dotes milagrosas. Revisemos con certeza al respecto.

El ajo: verdades y mitos sobre su consumo.

Se le dan a veces propiedades milagrosas.

Como alimento se recomienda a nivel mundial.

Recurrimos al popular Doctor Bueno para conocer a ciencia cierta sus realidades.

¿Es verdad que es un antibacteriano? ¿Es verdad que es un anticancerígeno? ¿Baja el colesterol?

El conductor del canal «Medicina Clara», en la red social YouTube, responde a estas y otras interrogantes.

El ajo: Escudriñando sus propiedades

«El ajo no es solo uno de los productos más consumidos en el orbe sino a través de los tiempos», dice el galeno español.

¿Por qué?

«Porque entre los diferentes nutrientes que contiene un diente de ajo – con peso medio de unos 1 gramos – está la alicina, una sustancia a la cual se le confieren hasta propiedades sobrenaturales».

«La alicina es un compuesto sulfurado que contiene y que efectivamente posee propiedades antibacterianas y antifúngicas, es decir, sirve para mantener las bacterias y los hongos a raya», manifiesta Fernando Fernández Bueno, su nombre verdadero.

«Por ello en muchas culturas se usaba el ajo para condimentar y para eliminar esas bacterias que podían contener diferentes alimentos cuando, hace tiempo, su procesamiento y su consumo no seguían las recomendaciones sanitarias que hoy en los países, generalmente, industrializados se mantienen».

Observa el galeno que se puede comer de diferentes maneras.

El ajo

El ajo: ¿Crudo, entero y sin masticar?

«¿Por qué se recomienda crudo? Pues se recomienda crudo pensando que esa sustancia está mejor organizada, y que cuando se cocina y pasa de los 45 grados parte de los elementos que contiene el ajo se van a volatilizar».

«El consumo del ajo, aunque lo podemos hacer cocinado, es cierto que para las propiedades beneficiosas que tiene es mejor crudo», corrobora el diplomado egresado de la madrileña Universidad Rey Juan Carlos.

No obstante, advierte que no hay que comérselo «crudo, entero, y sin masticar».

«Para que la alicina tenga su función es mejor que esté laminado, partido o machacado, inclusive rayado», indica el profesional de la salud.

¿Y cuántos dientes de ajo hay que comer al dia?

«Los que se quieran, no pasa nada, mientras no haya una contraindicación para consumir el ajo, o que sienta mal o que dé dolores abdominales, pues se puede consumir el que se quiera», repite.

Expresa que lo normal es recomendar entre uno y dos dientes de ajo diarios.

«¿Si yo me como uno o dos dientes de ajo no voy a tener infecciones? No es un tratamiento para las infecciones, es decir, si yo tengo una neumonía por mucho ajo que coma, como no me tome el antibiótico que me va a eliminar el neumococo, no va a surtir efecto», aclara el profesional de la salud.

El ajo

El ajo: ¿Alimento o medicina?

Sin embargo, el Doctor Bueno revela que hay estudios que aseguran que un consumo regular de ajo en las comidas puede evitar resfriados, el catarro común y pequeñas infecciones virales.

«Es cierto que tiene un poder contra las bacterias pero no sirve para tratar infecciones», sentencia.

¿Es anticancerígeno?

«Tampoco. Entre los efectos antioxidantes que tiene, en teoría, sí que sirve para reducir todos los radicales que están relacionados en algunos procesos tumorales».

«Ahora bien, no quiere decir que si yo lo tomo el nunca voy a tener cáncer. Pero al tener ciertos componentes antiradicales, puede prevenir en cierta medida, pueda paliar en eso».

¿Baja el colesterol?

«Pues sí: el consumo regular de ajo en torno, más o menos, a casi un gramo diario, sí que se ha visto un leve efecto, entre un 10 a un 15 %, en la reducción del colesterol, sobre todo del LDL», expresa el diplomado.

Aunque recuerda que no solo con el ajo disminuirá el colesterol, sino que hay que hacer dieta, practicar deporte, bajar peso, y que si los niveles siguen elevados seguir un tratamiento.

«Sobre el HDL no tiene ningún efecto», subraya.

¿Qué pasa con la tensión?

¿Es verdad que reduce la tensión arterial?

El Doctor Bueno responde negativamente. «Porque para que haya una reducción de los niveles de tensión arterial, según los últimos estudios sobre nutrición, habría que consumir de 2 a 3 cabezas de ajo diarias».

«Esto, para que se notara la reducción en 1 o 2 puntos de la tensión arterial».

«¿Ajo negro, morado o tradicional?

«El ajo negro al final es una fermentación del ajo habitual, y entonces le han dado ciertas características».

«Mirad, un ajo crudo, mondo y lirondo, tiene vitamina C, vitamina B6 y, sobre todo, manganeso, aparte de la alicina».

«El ajo negro lo que tiene, además, son unos azúcares, tiene un sabor más suave, y unas características prácticamente similares, excepto en el efecto antioxidante, que es un poquito mayor en el ajo negro que con respecto al ajo blanco».

Por lo tanto, destaca que su uso corresponde más a una moda que a un hecho real.

Todo en su justa medida

Se repite la pregunta: ¿es bueno consumir ajo?

«Pues, claro, es un hortaliza que le da un sabor muy bueno a las comidas; posee diferentes propiedades y no tiene efectos deletéreos sobre el organismo. Consumido en su justa medida tiene consecuencias beneficiosas».

«Como el resto de consumo de verduras y de frutas, de llevar una dieta equilibrada».

«Pero, ojo, no me va a quitar un tumor, no me va a quitar una infección y comiendo solo ajo no me va a bajar la tensión arterial si soy un hipertenso funcional».

El Doctor Bueno concluye su exposición con su lema: «una medicina comprensible es posible y necesaria».

Tomado de Doctor Bueno Medicina Clara, Web Consultas, CuídatePlus.

También puede interesarte: De la osteoporosis a la pérdida de dientes: las facturas del bajo consumo de leche que experimenta el venezolano,

5 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog