Habla y pensamiento

Habla y pensamiento: ¿Qué fue primero? ¿Evolucionaron en paralelo?

//
4 minutos de lectura

Eterna discusión que debemos revisar indagando hasta la propia aurora de los tiempos. Aunque existe el pensamiento sin lenguaje, el lenguaje nos permite tener pensamientos mucho más complejos y sutiles.

Habla y pensamiento: ¿qué fue primero? ¿Evolucionaron en paralelo?

En la novela «1984», del escritor George Orwell, inglés nacido en India, un régimen autoritario gobernante decide eliminar todas las palabras que vayan en contra de su ideología con el objetivo de limitar el pensamiento.

Si se eliminara la palabra «injusticia», ¿las personas no podrían pensar que algo es injusto?

¿Nuestro lenguaje determina nuestro pensamiento?

Habla y pensamiento: Diversas aristas del tema

El filósofo Ludwig Wittgenstein, austríaco luego nacionalizado británico, escribió: «los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo».

Por otro lado, William Shakespeare se preguntaba «¿qué hay en un nombre? Lo que llamamos rosa olería igual de dulce si tuviera otro nombre».

Para él no importan las palabras que usemos,. El lenguaje no limita ni los pensamientos ni los conceptos.

Entonces, ¿el lenguaje solo expresa lo que pensamos o pensamos con el lenguaje?

La respuesta pudiera parecer obvia: sin pensamientos no hay nada que comunicar y no habría necesidad de un lenguaje.

Habla y pensamiento

Pero no es tan simple.

Quizá has escuchado que los hopi, un pueblo nativo norteamericano, no tienen una palabra para «tiempo» y, por lo tanto, no entienden el concepto.

Esta idea se le atribuye el determino lingüístico del estadounidense Benjamin Lee Whorf.

Se le conoce como hipótesis Sapir-Whorf a la idea de que el lenguaje determina el pensamiento.

Luego, resultó que las ideas de Whorf no eran acertadas: los hopi si entienden el concepto de tiempo aunque no tengan una palabra específica. Usan diversas expresiones para decir que algo pasó o va a pasar.

Imagina que repartes dulces entre dos infantes y a uno le das más que al otro. Quizá no conozcan la palabra injusticia pero se dan cuenta de que algo no está bien.

Habla y pensamiento: Del determinismo al relativismo

La ausencia de una palabra no quiere decir que la idea no exista en nuestra mente.

Existe otra hipótesis llamada relativismo lingüístico que propone que el lenguaje influye en algunos aspectos del pensamiento.

En un estudio a hablantes alemanes e hispanos se les pidió describir una llave.

Los alemanes usaron términos como dura, pesada y dentada; mientras que los hispanos la calificaron como pequeña, bonita y reluciente.

Llave tiene género masculino en alemán y femenino en español. Los adjetivos en cada idioma parecen concordar con su género.

¿El lenguaje, entonces, si influye en el pensamiento?

¿Eso quiere decir que el lenguaje surgió primero?

Para el psicólogo suizo Jean Piaget el pensamiento era primero. Él decía que los niños se desarrollaban mentalmente y después integraban el lenguaje a esquemas mentales preconcebidos.

Su colega ruso Lev Vygotski creía que el lenguaje y el pensamiento eran sistemas independientes y que a los dos años estos sistemas convergen y se retrioalimentan.

Habla y pensamiento

Habla y pensamiento: Pensamiento verbal, lenguaje racional

El pensamiento se volvía verbal y el lenguaje racional.

El lingüista estadounidense Noam Chomsky propone que los humanos nacemos con una gramática universal innata, toda vez que a pesar de la diversidad de lenguaje los niños aprenden a hablar de manera similar.

Todos hacen uso articulado de sustantivos, verbos y adjetivos.

A favor de Chomsky podemos decir que se ha descubierto un gen asociado con la adquisición del lenguaje.

Además, nuestro cerebro está conectado de forma que nos permite tener un lenguaje. Áreas de memoria a corto plazo, de procesamiento verbal y de planeación están conectadas.

Gracias a esto podemos recordar y entender una conversación y planear una respuesta.

Otros científicos no están de acuerdo con Chomsky porque el lenguaje no se desarrolla de manera innata. Es necesario aprenderlo.

Hay especialistas que consideran que los humanos nacen con una capacidad de pensar en símbolos y que luego estos símbolos se traducen en palabras.

Según experimentos los bebés recién nacidos pueden diferenciar a su madre de extraños y el color verde del rojo. Conforme crecen se van agregando más capacidades que después se expresan a través del habla.

Habla y pensamiento

Habla y pensamiento: Experimento ilustrativo

En un experimento se mostró el mismo accidente – una mujer que rompió un plato – a personas hispanoparlantes y angloparlantes.

Los hispanoparlantes recordaban el suceso y los angloparlantes quién había estado involucrado. Se atribuyó a la manera de hablar.

En inglés se usa la construcción activa, «she broke the plate» («ella rompió el plato»), mientras que en español diríamos «el plato se rompió», usando la forma pasiva que hace hincapié en el suceso.

El lenguaje parece tener una influencia en nuestro pensamiento.

Podríamos resolver el dilema si descubriéramos como surgió el lenguaje.

Algunos creen que comenzó a través de gestos, otros del vínculo madre-hijo y otra hipótesis sugiere que surgió para coordinar actividades.

Otros creen que el lenguaje es un subproducto del desarrollo del cerebro cuando se empezaron a utilizar y a fabricar herramientas.

Consultando en el mundo animal

Existen científicos que buscan explicaciones estudiando la comunicación entre animales.

Se descubrió que las aves además de aprender el canto de sus padres inventan cantos nuevos.

Leones marinos, delfines y orcas entienden la diferencia entre «ve hacia allá y da la vuelta» y «da una vuelta y ve hacia allá».

Un bonobo llamado Kanzi aprendió algo de inglés y comprendía conceptos básicos de gramática, sintaxis y semántica.

Sin embargo, ninguna comunicación animal espontánea reúne todas las características del lenguaje humano.

¿Tienen pensamientos complejos?

Recientemente se supo que los orangutanes son capaces de pensar en el futuro y planearlo.

¿Y todo esto que nos dice?

Lingüistas, psicólogos, antropólogos, arqueólogos y biólogos aún no se han puesto completamente de acuerdo.

Lo cierto es que aunque existe el pensamiento sin lenguaje, el lenguaje nos permite tener pensamientos mucho más complejos y sutiles.

El caso de las personas sordas es contundente. Nadie tiene dudas de que son capaces de pensar.

Pero los infantes sordos que no aprenden lengua de señas a temprana edad pueden experimentar dificultades en su desarrollo cognitivo.

Lo más probable es que el lenguaje y el pensamiento evolucionaron el mismo tiempo, Necesidades básicas se comenzaron a comunicar usando signos vocales y visuales.

Este intercambió simbólico aceleró la evolución del pensamiento, lo que a su vez incrementó el desarrollo del lenguaje en un ciclo de retroalimentación positiva que continúa hasta hoy en día.

Tomado de CuriosaMente, GME, Wikipedia.

También puede interesarte: Malas palabras: la forma soez de expresar nuestros sentimientos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog