Océanos

Por qué algunas aguas no se mezclan +Video

/
4 minutos de lectura

Fenómenos naturales como las haloclinas o la inercia impiden que el Atlántico y el Pacífico, entre otras formaciones, no combinen sus aguas para asombro del espectador.

Por qué algunas aguas no se mezclan

Al mirar un mapa de la Tierra puedes observar que las zonas más vastas pertenecen a los mares y océanos.

Si los precisas bien te parecerá que flotan uno cerca del otro. También te parecerá que hay un solo gran océano y que la gente le da diferentes nombres dependiendo del lugar en donde vivan.

Pero te sorprendería saber cuánta vida y movimiento hay en cada una de sus fronteras.

La frontera entre el Atlántico y Pacífico es como una línea entre dos, como si hubiera un muro invisible que los divide para que no se mezclen sus aguas.

Sin embargo, sabemos que esto no es así.

Están juntos ahí mismo y se puede notar la diferencia que hay entre sus aguas debido a la densidad y al componente químico que hay en cada océano.

Revisemos la materia.

Por qué algunas aguas no se mezclan: Haloclinas

En la hidrografía existe un término no muy conocido que explica la dinámica que hay entre las aguas de los diferentes océanos, mares o ríos.

El concepto es usado para explicar que hay una línea divisoria, una frontera visible entre aguas de diferentes caudales o que se juntan por causa de distintos afluentes o de las salinidades.

A esto se le llama haloclinas y aparecen cuando el agua de cada mar u océano es varias veces más salada una de la otra.

Ríos, mares y océanos

Esto es lo que ocurre en los océanos Atlántico y Pacífico lo cual lo hace espectacular de ver.

El famoso explorador Jacques Cousteau lo descubrió cuando estaba buceando en las profundidades del estrecho de Gibraltar.

Durante sus investigaciones observó que muchos mares y océanos tenían una especie de diferentes capas de agua, como separadas por películas trasparentes. Cada capa tenía su propia flora y fauna.

Por qué algunas aguas no se mezclan: Inercia o la fuerza coriólica

La inercia o fuerza coriólica influye en los objetos cuando se encuentran en movimiento en el sistema de ejes que, en su momento, se mueven también.

Si nos referimos a los océanos y mares sabemos que nuestro mundo tarda un día entero para crear movimientos fuertes y por esto la fuerza coriólica es obvia por largos intervalos.

Solo a través de diversos medios como ciclones y corrientes oceánicas.

Esto hace que la dirección de las aguas de cada océano sea diferente.

La fuerza coriólica también influye en las cosas cuando se están moviendo en un sistema de ejes el cual también se mueve.

Por qué algunas aguas no se mezclan: Fuerza de conexión molecular

O conexión de resistencia en la tensión superficial.

En las aguas de los océanos Atlántico y Pacífico existe una tensión de las moléculas en la superficie.

Esto ocurre gracias al hecho de que las moléculas se aferran unas con otras y no permiten que las aguas se combinen.

Ríos, mares y océanos

Por qué algunas aguas no se mezclan: Termoclinas

En este otro fenómeno de la naturaleza intervienen las temperaturas de las aguas como por ejemplo las cálidas de los arroyos del golfo y las mucho más frías aguas del océano del Atlántico Norte.

Quimioclinas

En estas fronteras de aguas cada una tiene diferentes microclimas y maquillajes químicos.

El mejor ejemplo conocido es el mar de los Sargazos.

Este es un mar dentro del océano Atlántico que no tiene costas.

Tiene gran variedad de climas y colores lo cual lo diferencia del océano Atlántico

Ejemplos del fenómeno

Enumeremos ahora las 15 clinas más espectaculares del mundo.

El mar del Norte y el mar Báltico

Se mezclan en el estrecho de Skagerrak, cerca de Dinamarca,.

Al combinarse sus olas unas con otras se forma mucha espuma y puede que sus aguas se entremezclen un poco, por lo cual el Báltico se vuelve ligeramente salino.

Si no le llegara agua al mar Báltico desde el mar del Norte este sería un gran lago de agua dulce.

Por qué algunas aguas no se mezclan

El mar Mediterráneo y el océano Atlántico

Se unen en el estrecho de Gibraltar y cada uno tiene diferentes de grados de densidad y salinidad.

Sus aguas no logran mezclarse tampoco.

El mar Caribe y el océano Atlántico

Se unen cerca de las Antillas y sus aguas son de diferentes escalas de azules.

También el mar Caribe y el Atlántico se vuelven a encontrar en la isla Eleuthera, en las Bahamas.

Aquí las aguas del Caribe son turquesa y las del Atlántico son azul oscuro.

El río Negro y el río Solimões

E n el Amazonas brasileño y cerca de Manaos, son dos ríos que bajan uno junto al otro pero no se mezclan.

Río Negro es de aguas muy oscuras y el Solimões es claro, con diferentes temperaturas y velocidades en las corrientes de sus aguas.

Otras evidencias

Mosela y el Rin

Se unen en Coblenza, Alemania.

El río Rin tiene aguas clasr y el Mosela más oscuras.

Por qué algunas aguas no se mezclan

Ríos Ilz, Danubio e Inn

Estos ríos se unen en Wasau, Alemania.

El Ilz baja desde las montañas y está a la derecha, el Danubio en el medio y el Inn a la izquierda.

A pesar de que el Inn es más ancho que el Danubio es su afluente.

Ríos Verde y Colorado

Se unen en el parque nacional Gran Cañón, en Utah, Estados Unidos.

Van fluyendo a través de rocas, con diferente química cada uno hasta formar una unión de un solo río que no se mezcla.

Tomado de Mundo Curioso.

También puede interesarte: Los océanos, enormes «sopas de plástico» sin solución cercana, incide experto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog