Johnny Weissmüller

Johnny Weissmüller: De cómo Tarzán venció a Fidel Castro +Video

/
3 minutos de lectura

Conozcamos un aspecto desconocido en la vida del protagonista de memorables películas del «Rey de los Monos», cuando fue abordado por guerrilleros cubanos y supo resolver la situación.

Johnny Weissmüller: de cómo Tarzán venció a Fidel Castro

Cuando hablamos de Tarzán nos referimos al actor que con más éxito lo encarnó en el cine.

Johnny Weissmüller fue el «Rey de los Monos» en doce películas.

Johnny Weissmüller: Episodio en La Habana

Durante años pasaba siempre sus vacaciones en La Habana, Cuba.

Precisamente, el intérprete de Hollywood sufrió un intento de secuestro por parte de la guerrilla castrista.

Ocurrió en el verano de 1958, tan solo unos meses antes de que Fidel Castro se hiciera con el control de la isla.

En aquella oportunidad un comando rebelde asaltó un club de golf en las afueras capitalinas con la intención de secuestrar a adinerados turistas.

Entre esos turistas se encontraba Weissmüller., quien, con su ingenio, convenció a los guerrilleros para que lo dejaran libre.

Así que, en cierto, modo, que Tarzán derrotó a Fidel Castro es verdad.

Johnny Weissmüller

Johnny Weissmüller: Se creía realmente su papel

Tarzán tenía 79 años cuando murió en 1984, víctima de un ataque al corazón. A su funeral acudió hasta la mismísima mona Chita.

Poco antes había sufrido un derrame cerebral que lo mantenía postrado en una silla de ruedas. Además sufría demencia senil.

Dice la leyenda que en sus últimos años creía ser Tarzán y lanzaba continuamente su famoso grito.

Decía el actor que ese grito lo había creado él inspirado en los cantos tiroleses, pero la verdad es que fue obra de los técnicos de sonido.

Ellos mezclaron, además de la voz de Weissmüller, los sonidos de una hiena, un camello, un violín y una soprano.

Johnny Weissmüller: Del deporte al cine

Lo que sí aportó a la figura de Tarzàn fue un fornido cuerpo de 90 kilos de peso y una estatura de 1,91 metros.

Tuvo seis matrimonios. Cuando estaba casado con su segunda esposa los productores de las películas de Tarzán le ofrecieron una gruesa suma de dinero por divorciarse. Aceptó.

Antes de encarnar a Tarzán fue el mejor nadador visto hasta entonces. Fue el primer deportista que nadó los 100 metros libres en menos de un minuto.

Además batió 67 récords mundiales, ganó 54 campeonatos nacionales y 5 medallas de oro olímpicas representando a Estados Unidos.

Pero pudieron haberle quitado esas preseas pues no era norteamericano.

Johnny Weissmüller

Johnny Weissmüller: Fue un inmigrante

Había nacido en el barrio de Freidorf, en Timisoara, que en aquel entonces pertenecía al Imperio austrohúngaro y que hoy es parte de Rumania.

Cuando solo tenía siete meses sus padres emigraron con él a Estados Unidos.

De adolescente falsificó su partida de nacimiento con el dato de que había nacido en Windber, Pensilvania, para poder entrar en el equipo olímpico de su país adoptivo.

Con 25 años, siendo aún nadador en activo, fue modelo de trajes de baño y ropa interior.

Johnny Weissmüller: En Hollywood

Después apareció como extra en el musical «Glorifying The American Girl».

Estando en Hollywood pudo conocer al famoso actor Douglas Fairbanks, aunque su favorito era Clark Gable.

«Yo quería ver a Clark Gable en la Metro Goldwyn Mayer, pero no me dejaban pasar, Me presenté entonces en una prueba de 75 participantes para interpretar a Tarzán, para así poder ingresar», cuenta.

«Me preguntaron si podía correr, trepar a a un árbol, colgarme de unas anillas, y yo respondía que sí. Hasta me colgué de las anillas».

«Así pude penetrar a los estudios y conocí a Gable, a Greta Garbo…», recuerda Weissmüller.

Johnny Weissmüller

«Una semana después me llamaron para decirme que estaba contratado para hacer de Tarzán».

Lo curioso es que quienes le dieron el papel no sabían en aquel momento que Johnny era campeón olímpico, e intentaron cambiarle el nombre a pesar de que ya era una estrella deportiva.

«Me dijeron que tenía que cambiarlo porque no entraría en la marquesina. Luego, al enterarse de mis récords, dijeron que pondrían algo de natación en los films», evoca.

Su primera película

Así fue como llegó el nombre de Weissmüller al poster de «Tarzán de los Monos», su primera película, en 1932.

Incorporaron escenas de natación para que Johnny se luciera y redujeron al mínimo sus diálogos para que no se notara que no sabía actuar.

Él estaba consciente de sus limitaciones histriónicas pero sentía orgullo de ser el único hombre de Hollywood que se presentaba ante las cámaras vestido solo con un taparrabos.

«Tarzán y los guerrilleros» no fue un film

Pero volvamos a Cuba para develar que cuando los guerrilleros castristas trataron de secuestrar a Weissmüller, el ocurrente Johnny, para sorpresa de todos, lanzó el grito de Tarzán.

Fue lo primero que le vino a la cabeza en esa peligrosa situación.

Pero, por fortuna, el truco funcionó porque los guerrilleros le reconocieron y ocurría que todos ellos eran admiradores de Tarzán.

Así que en vez de llevarse cautivo a Weissmüller, hablaron con él y lo trasladaron a un lugar seguro donde lo dejaron libre.

Ese era Johnny Weissmüller, toda una celebridad personificando al legendario Tarzán.

Tomado de RjL.

También puede interesarte: Piden dimisión de miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog