Barco de MSF con 111 migrantes rescatados llegará a Sicilia tras 9 días

1 minuto de lectura

Roma, 14 mar (EFE).- El barco Geo Barents, operado por la organización humanitaria Médicos sin Fronteras, fue autorizado por las autoridades italianas hoy a desembarcar en Augusta, en Sicilia, con los 111 migrantes rescatados en varias operaciones en el Mediterráneo central y que esperaban un puerto desde hace nueve días.

«La espera ha terminado. Los 111 supervivientes del Geo Barents pueden desembarcar en Augusta (Sicilia), donde esperamos que reciban la asistencia y atención médica que necesitan», anunció MSF en sus redes sociales.

Entre los rescatados hay 54 menores, el más pequeño un bebé de 4 meses, y muchos de los migrantes fueron socorridos en grave estado de hipotermia ya que habían caído al mar y también presentaban importantes quemaduras por el carburante.

El primer rescate se produjo el 5 de marzo cuando se localizó un bote de goma abarrotado a la deriva con 80 personas a bordo y «después de pasar tantas horas sumergidos en agua salada mezclada con combustible, siete de ellos tuvieron que ser atendidos por quemaduras», explicaron.

El segundo rescate se produjo la noche del 6 de marzo, en medio de la oscuridad, con fuerte viento y oleaje. Después de seis horas de búsqueda, el Geo Barent finalmente localizó un bote de fibra de vidrio altamente inestable «con 31 personas aterrorizadas a bordo».

«Fue el rescate más difícil que he hecho desde que comencé a hacer búsqueda y rescate en 2017. El barco ya estaba tomando agua cuando lo encontramos a las 12 de la noche, en la oscuridad”, explicó Javier Filgueira Guimerá, uno de los técnicos de rescate de MSF.

“Mientras estábamos trasladando a las personas a nuestros botes, el barco de fibra de vidrio volcó. Todos cayeron al agua helada, incluida una mujer embarazada. Era una situación de vida o muerte, pero pudimos rescatar a las 31 personas», relató el socorrista en una nota.

Mientras, este domingo también llegaron al puerto de Augusta los 28 migrantes rescatados por la ONG española Open Arms.

Tras los controles sanitarios y las prueba para detectar el coronavirus – todas negativas – los migrantes adultos fueron acompañados a uno de los barcos de pasajeros puestos a disposición de Italia para que puedan pasar la cuarentena, mientras que los menores fueron trasladados a un centro de acogida de Sicilia.

Según datos del Mministerio de Interior de Italia, en lo que va de año han llegado a las costas italianas 5.997 migrantes (el año pasado llegaron 5.995 en este mismo periodo). EFE

Curadas | Vía Agencia EFE 

Somos Curadas.com Tu compañía en información

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog