el cerebro y las manos trabajan juntos

El cerebro y las manos trabajan juntos y están estrechamente relacionados

/
4 minutos de lectura

Gracias a los nervios principales que conectan al cerebro con la mano ambos órganos tienen una relación muy estrecha y activa.

El cerebro y las manos trabajan juntos y están estrechamente relacionados

Las manos son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo.

La evolución dependió de ellas.

Relación cerebro-mano: Vínculo intrínseco

Hay cosas que nuestras manos nos enseñan.

Además de todas las ventajas de su forma, la neurociencia ha ido avanzado en el estudio del nexo entre la mano y el cerebro.

Su forma puede ser un signo importante tanto de nuestra personalidad, cognición y de padecer enfermedades como el Alzheimer.

el cerebro y las manos trabajan juntos

Usando los estudios del médico estadounidense Andres Huberman, experto en neurociencia, se demuestra cómo el tamaño de los dedos de las manos tiene un impacto en tu vida.

El origen de este estudio es el descubrimiento del Premio Nobel español Santiago Ramón y Cajal, quien determinó cómo era la estructura cerebral y cómo las neuronas trabajaban.

Estos estudios han avanzado hasta el punto de tener varios procesos cerebrales identificados.

Uno de ellos es la neuroplasticidad.

Relación cerebro-mano: Neuroplasctcidad

Con respecto a esta disciplina diremos que en nuestro cebero hay cien millones de neuronas que se encargan de enviar y procesar la información relevante que recibimos.

Así tomamos decisiones y realizamos nuestras actividades diarias.

Las neuronas pasan por un aprendizaje que se genera cada vez que realizan algo nuevo, haciendo así que crezcan, se fortalezcan y alarguen su período de vida.

El cerebro se beneficia pues al tener unas neuronas más optimas en su desempeño tiene una mayor capacidad de reacción y de actuación.

La neuroplasticidad es, entonces, el proceso de aprendizaje neurobiológico que consiste en la capacidad que tiene el cerebro para recuperarse, reestructurarse y adaptarse a nuevas situaciones.

Cada vez que aprendemos algo nuevo las neuronas forman redes para comunicarse entre sí.

Es decir, cuando el cerebro reciba estímulos se ejercita el aprendizaje y la memoria a largo plazo.

El cerebro y las manos trabajan juntos: Fisonomía

¿Dónde entran las manos en todo esto?

Es tu relación intrínseca con el cerebro.

Gracias a los nervios principales que conectan al cerebro con la mano ambos órganos tienen una relación muy estrecha y activa.

el cerebro y las manos trabajan juntos

Esto ayuda a que se trabaje la neuroplasticidad de muchas formas.

Pero la fisonomía de las manos también puede ejercer un papel relevante en causar el efecto contrario de la neuroplasticidad o lo que es lo mismo perjudicar el desarrollo de nuestro cerebro.

Primero hay que entender a los andrógenos, que son hormonas sexuales masculinas similares a la testosterona, presentes también en el cuerpo de las mujeres en niveles bajos.

Estas hormonas son importantes para el funcionamiento de muchas partes del cuerpo y, por supuesto, del cerebro.

El cerebro y las manos trabajan juntos: Capacidad cognitiva

También debes saber qué es la capacidad cognitiva.

Son aquellas habilidades por las que nuestro cerebro nos permite aprender, para poder llevar a cabo cualquier acción.

Con estos dos puntos claros y con lo de la neuroplasticidad pasemos a los estudios.

El desarrollo de nuestro cerebro y cuerpo cuando somos bebés y niños se ve afectado por la producción de los andrógenos.

El doctor Huberman publicó en el año 2000 una de estas investigaciones, demostrando que la producción de la hormona durante el período prenatal tiene un efecto directo en el desarrollo del cerebro.

Esto se ve reflejado en el tamaño de los dedos índices y anulares.

Las personas que han estado expuestos a altos niveles de andrógeno suelen tener un dedo anular mucho más largo que el índice.

Los estudios que revelan que el cerebro y las manos trabajan juntos

Eso genera varios efectos como la capacidad de detectar a alguien dentro del espectro autista.

La relación entre los tamaños de estos dedos – también llamada relación 2D y 4D – puede decirnos si una persona está dentro del espectro autista o no.

Revisar estos indicios a una edad temprana puede ayudar a la aplicación de tratamientos.

El segundo estudio en consideración trata sobre la capacidad cognitiva de las personas, desarrollado por los científicos norteamericanos Christian Pike y Margaret Gatz.

Relación cerebro-mano:

Ellos demostraron que la diferencia entre los dedos índice y anular puede tener un efecto a largo plazo en la capacidad cognitiva del cerebro.

Genera en ciertos casos mayor vulnerabilidad a padecer Alzheimer.

Las pruebas respectivas descubrieron que las mujeres que presentan los dedos índices más pequeños que los anulares tienen tendencia a padecer del mal.

Mientras que las mujeres que tiene una diferencia menor entre ambos dedos son menos vulnerables a la patología.

Los resultados se basaron en las mediciones de la longitud y forma de la mano, y la compararon con la evaluación de la capacidad cognitiva de los pacientes.

Pruebas realizadas

Se hicieron tres pruebas.

La primera es el test de la serie numérica que consta de una secuencia de números ordenados llamados términos.

La segunda es la prueba de vocabulario, que mide el conocimiento del paciente sobre el significado de diferentes palabras.

La tercera y última prueba que se utilizó es la de analogías verbales, que mide las capacidades para comparar las semejanzas existentes entre dos pares de palabras.

Con estas tres pruebas se pudo determinar el estado de la capacidad cognitiva de los pacientes y correlacionarlo con la fisonomía de la mano y de los dedos mencionados.

Nuestros manos y cerebros se encuentran intrínsecamente relacionados a un punto donde su conexión se mantiene activa todo el día.

No existe función que el cerebro no controle.

Así es que el tamaño de nuestras manos y dedos afecta nuestras emociones. El cerebro procesa lo que está viendo a través de la vista. La mano es la clave en las emociones.

Quienes tienen el dedo anular más largo que el índice suelen ser más lógicas a la hora de pensar y tiene mayor capacidad de resolución de conflictos.

Mientras, quienes tienen el índice más largo que el anular son más solitarias y se enfocan en cumplir objetivos durante su etapa laboral.

Por último, las personas cuyos dedos índice y anular tienen una misma extensión son más calmadas, diplomáticas y propensas a evitar conflictos.

Al final, nos encontramos con que nuestro cerebro está sumamente conectado a nuestro cuerpo y se refleja en cómo las actividades manuales afectan al cerebro.

Tomado de Inspírate.

También puede interesarte: Relación cerebro y corazón: funcionan como un sistema (+Video).

2 Comments

  1. Me ha gustado la exposición de la mano y el cerebro.
    Me gustaría conocer en que partes del cerebro existe esta relación con las manos.
    También me gustaría que se aceptara que los dedos van creciendo de acuerdo a las actividades que realiza la persona y en una mano se refleja antes que en la otra.
    Gracias

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog