Cine

Actuación de método crea polémica en Hollywood +Video

/
3 minutos de lectura

El estilo de interpretación ha brindado momentos estelares del cine. Sin embargo, ahora se proyectan diversas objeciones entre actores que refutan su aplicación.

La actuación de método crea polémica en Hollywood.

No son pocas las figuras, muchas de ellas célebres, que adoptan este sistema de trabajo en el cine.

El caso es que algunas lo han criticado calificándolo de abuso frente a las cámaras y entre colegas.

Actuación de método: Crecientes críticas

El último en objetarlo ha sido Will Poulter, quien ha dicho que además de no ser eficiente, tal cual lo avalan sus seguidores, el método, como lo abrevian, es un estilo peligroso.

Pero primero definamos la actuación de método.

Se basa en las directrices impartidas en las tablas por el actor y director ruso Konstantin Stanislavski (1863-1938). Uno de sus seguidores y maestris más renombrados es el también director y actor Lee Strasberg (1901-1982).

Actuación del método

Propugna que el actor se convierta en lo posible en el personaje que debe interpretar.

Hasta ahí todo bien. El caso es que el objetivo va más allá del aspecto físico, pues la psicología juega un rol preponderante para conocer sus emociones y motivaciones.

Esto busca realizar de la manera más realista sus reacciones frente al mundo narrativo en el que vive.

Actuación de método: ¿Eres la persona o el personaje?

Implica un compromiso que no cualquiera puede cumplir debido a que el actor debe comportarse así durante todo el rodaje e, incluso, seguir siendo el personaje después de que las cámaras dejen de rodar.

Poulter, cuyo impulso en la gran pantalla provino de su trabajo en la película «Las Crónicas de Narnia; La Travesía del Viajero del Alba», y que le han tocado papeles de todo tipo, formula sus objeciones.

«Cuando se trata del proceso de un actor, sea el que sea, siempre y cuando no invada a otras personas y seas considerado, entonces está bien», dice.

«Pero si tu proceso crea un ambiente inhóspito, entonces para mí has perdido de vista lo que es importante».

«La actuación de método no debería usarse como una excusa para el comportamiento inapropiado, y definitivamente lo ha sido», manifiesta Poulter.

El participante de «Detroit :Zona de Conflicto», aseguró que la preparación de un personaje no debe dejar espacio para lesionar la integridad de otros.

Actuación del método

Actuación de método: A muchos los ha encumbrado

Si revisamos los nombres de actores que han hecho del método su lineamiento en el séptimo arte encontramos desde el mítico Marlon Brando hasta Daniel Day-Lewis y Jared Leto, por citar algunos.

También Christian Bale y Tom Hardy son algunos de los profesionales que han llegado demasiado lejos con tal sistema de actuación.

Algunos nombres como los de Natalie Portman, Andrew Garfield, Margot Robbie o Matt Damon también fueron entrenados en la actuación del método.

En sus casos son capaces de separarse del personaje una vez que llegan a casa, pero hay constantes excepciones en las cuales las estrellas se involucran demasiado y las cuesta volver a la realidad.

El gran problema es que la actuación del método inmiscuye en demasía al intérprete.

Por un lado el actor pierde demasiado el piso. Incluso se dan ejemplos de secuelas psicológicas al cruzar líneas emocionales o morales.

Eso quiere decir que borran del mapa a la persona real.

Por otra parte se encuentra el cómo se comportan frente a otros y lo que pueden provocarle.

Pasarse de la raya

Cuando se filmaba «Escuadrón Suicida», Leto envió una rata viva a su compañera de reparto Robbie y condones y juguetes sexuales al resto del elenco.

En la cinta «Kramer vs. Kramer» hay una escena en la que Dustin Hoffman realmente golpea a Meryl Streep en un intento por llevarla al límite.

Actuación del método

Algunos críticos estiman que la actuación del método ya no es tan funcional como una vez lo fue.

Consideran que deben manejarse fundamentos más claros para que no haya perjudicados dentro de una producción.

El actor Mads Mikkelsen, al igual que Poulter, fustigó a quienes siguen este estilo llamándolo ridículo y pretencioso.

Los extremos no son buenos

Cada actor conjunta sus recursos para ponerse en la piel del personaje a encarnar.

Por ejemplo, Michael Shannon, sin adentrarse en el ámbito del método, lee, investiga y avverigua que es lo que pretende el director.

De tal manera ejecuta el personaje pero sin poner en riesgo su salud mental.

Pero los hay como Benedict Cumberbatch, en «El Poder del Perro», que se extralimitan: no solo vivió el personaje e hizo suyo el acento sino que no se bañó por mucho tiempo.

La conclusión es que el desempeño de cada actor debe enmarcarse en la mejor manera de desenvolverse, pero no a expensas de sus homólogos haciendo más complicada la producción.

Tomado de Ibarra Corp Cristian.

También puede interesarte: Es mejor ver una película en el cine o en casa – Ventajas y desventajas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog