Sergio Pérez en las Vivencias de Milagros S. Castro

5 minutos de lectura

Sin duda alguna, la época musical de los 80’ fue lo máximo. Especialmente, nuestro talento venezolano que se proyectaba con éxito nacional e internacionalmente. En estas Vivencias, quiero destacar el año 1987. A través de su primer disco como solista, el músico, cantante, compositor, arreglista y productor musical Sergio Pérez, se dio a conocer con la empresa Sonográfica.

En ese entonces, yo ya coordinaba la página de Espectáculos del diario El Informador de Barquisimeto. Tenía excelentes relaciones corporativas con los sellos disqueros venezolanos.

Y ese año fue especial, porque Sonográfica se dedicó a promocionar a su nuevo artista. Un joven venezolano, con una amplia formación musical. Comenzó a los 7 años con la ejecución del violín. Posteriormente, fue desarrollando su talento como cantante y músico.

Con el correr del tiempo, muchas fueron sus experiencias artísticas. Pero una de las más importantes fue el aceptar el reto de grabar un disco. Una producción que lo proyectaría en diversos países, por su singular estilo. Sergio Pérez era el título de esa primera producción musical.

Meses después, llegó a mis manos gracias a mi amigo y promotor artístico de Sonográfica, César Parra. Un extraordinario profesional, a quien los artistas querían mucho por su simpatía, trato, profesionalismo y experiencia.

La primera producción de Sergio Pérez con Sonográfica.

Un ritmo que me cautivó

Con tan solo escuchar los ocho temas que incluía, me enganchó. Su ritmo, su sonoridad, sus letras. Su voz, su estilo y su imagen me llevaron a convertirme en fan de Sergio y su música.

Todas las canciones me gustaron. Todas están colmadas de una invitación especial a bailar. Aunque yo lo hago fatal, aceptaba el reto cuando las escuchaba.

De esa primera producción musical, me encantaban Mentiras, Los Curanderos, No le digas nada, Cuando tu amante se va y A dónde va el amor. Y lo mejor, es que contagié a mis amigos, ya que cada vez que salíamos de viaje, el cassette TDK con la música de Sergio Pérez siempre estaba presente.

“Quiero entrevistar a Sergio Pérez”

Desde ese encuentro musical con su primera producción discográfica, me dediqué a llamar a mis amigos de Sonográfica para preguntarles cuándo tenían previsto que Sergio visitara Barquisimeto.

Mi argumento principal era… “Quiero entrevistarlo. Me encanta su música, su ritmo, su estilo”. Incluso, le comentaba al promotor de Sonográfica, César Parra, que incluyera a Barquisimeto en las giras de promoción. Pero, nada.

Creo que una vez me fui de vacaciones y Sergio se presentó en un show. Y, por supuesto, me lo perdí. Lo lamenté muchísimo.

Y así pasó el tiempo.

Durante una de las entrevistas a Sergio Pérez en Barquisimeto.

La nueva producción discográfica de Sergio Pérez

Dos años después, en 1989, este afamado intérprete presentó su segundo disco con Sonográfica. Y la canción que impactó desde el comienzo fue Mueve un Pie. Un éxito total que nos encantó.

Al llamar a César Parra para preguntarle, con total seriedad, cuántos años más debía esperar para entrevistar a Sergio, él reía con muchas ganas y me respondía: “Viaja a Caracas y cuadramos una entrevista en las oficinas de Sonográfica”.

Realmente, no me costaba nada esa alternativa, porque mi familia vivía allí. Yo quería conocerlo en Barquisimeto para llevar a mis amigos de viaje… Con los que cantaba sus canciones cuando íbamos a la playa.

Llegó el día

No recuerdo cuál fue el día o el mes. Lo que no olvido es que fue en el año 1990. Llegó el día cuando me llamó César Parra y me dijo: “Milagros, te tengo una sorpresa. La semana próxima llegaré a Barquisimeto con tu pana Sergio Pérez”.

Y yo le contesté: “Más vale tarde que nunca”. Quedamos que nos encontraríamos en el Aeropuerto de Barquisimeto, ya que llegaban en el primer vuelo de Avensa, procedente de Maiquetía. Y, con mucha emoción, esperamos ese día. Mis amigos irían conmigo.

Pero pasó algo que nunca había pasado. Mi carro se dañó cuando íbamos al aeropuerto por la Avenida Libertador, desde el este de la ciudad.

De repente se apagó y bajo un torrencial aguacero, todos nos bajamos del vehículo para ver qué pasaba. Por supuesto, nos mojamos de pie a cabeza. Estábamos impresentables. Pero no podíamos perder la cita que tanto tiempo esperamos.

Después de revisar el carro varias veces, prendió. A toda carrera, rodamos hasta el punto de llegada. Y logramos estacionarnos justamente cuando el avión aterrizaba en la pista. Menos mal que estaba demorado por la lluvia.

Mojados y despeinados, como los propios locos, llegamos al área de llegada. Y pudimos recibir a Sergio y a César. Antes de saludar, pedimos disculpas por la imagen y explicamos el momento que habíamos pasado con el desperfecto del carro.

Todo reímos y comenzamos a hablar con Sergio. Fue una entrevista simpática, amena, interesante. Y mojados y todo, nos tomamos la tradicional foto del recuerdo. Esta es la mía, mojada completamente, con pena total.

Después de la lluvia y de arreglar el carro, llegamos mojados de pie a cabeza al Aeropuerto de Barquisimeto para recibir a Sergio Pérez.

Más encuentros y entrevistas con Sergio Pérez

Esa primera entrevista, me dejó un grato recuerdo de este artista tan especial. Luego, se hicieron más constantes sus visitas a Barquisimeto, gracias a sus giras promocionales y presentaciones musicales. Siempre estaba pendiente de acompañarlo y entrevistarlo.

Recuerdo que nuestro último encuentro fue  en enero de 1993, en la recordada River’s Discotheque. Allí, Sergio fue el protagonista de una rueda de prensa y una actuación muy especial. Disfrutamos de un concierto en íntimo, solo para los representantes de los medios de comunicación social en Barquisimeto.

Fue inolvidable, al igual que la entrevista. En esa ocasión estaba muy optimista por la promoción de su nueva producción discográfica titulada «Hay que vivir», en la que incluía el tema «El Nuevo Son», que hizo bailar a seguidores de varios países, especialmente de España. Su original sonoridad era el imán del éxito.

Otra foto del recuerdo. Y en esta nos acompaña la colega y amiga María del Rosario Jaimes, quien en ese momento también formaba parte del equipo de periodistas del diario El Informador de Barquisimeto.

Con la colega y amiga María del Rosario Jaimes en la rueda de prensa realizada en la River’s.

Finalmente, gracias, una vez más a César Parra, todos los encuentros con Sergio fueron muy agradables. Un joven colmado de sueños, ya que con esa producción pretendía consolidar su internacionalización.

Y así fue.

Confieso que conocerlo resultó ser una bonita experiencia. Han pasado muchos años y aún escucho con la misma emoción su música. Por ello, Sergio Pérez forma parte de mis Vivencias.

Hasta la próxima.

Saludos y bendiciones.

Milagros S. Castro

@milicas33

2 Comments

  1. Buen cantante… Sergio Perez es el unico nieto que tuvo don Romulo Betancourt..que fue el padre y fundador del mas popular partido politico Venezolano llamado «»Accion Democratica»» (AD)…es tan sencillo este cantante …que jamas se aprovecho de eso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog