El Sahara era una selva

El Sahara era una selva llena de vida diferente a lo que imaginas

1 minuto de lectura

Egipto no era un desierto en la época de las pirámides. Más bien debes imaginar sus ciudades como metrópolis rodeadas de agua, con abundante vegetación, tanto salvaje como jardines.

El Sahara era una selva llena de vida.

Y en tiempos de la naturaleza, eso fue hace muy poco tiempo.

Los primeros agricultores pudieron disfrutar de un África muy diferente a la de hoy, cuando el Sahara era una selva llena de vida, con grandes lagos y bosques.

La siguiente representación gráfica de la construcción de las pirámides está muy lejos de la realidad.

El Sahara era una selva

Hoy en día su principal fuente de agua dulce se divide solo en dos ramales.

El Sahara era una selva

En la antigüedad tenía diez o más ramales de agua dulce y por lo tanto mucha más vegetación.

El Sahara era una selva

Entonces, en lugar de imaginar el antiguo Egipto como un lugar árido y desértico, podemos pensar en una zona con agua, selvas, bosques, animales salvajes, y rica en actividades económicas como la agricultura.

Hasta hace unos 7000 años el Sahara era una selva y tenía un clima muy distinto al que nos enseñan las películas.

Mira este video en YouTube

Un usuario en YouTube compartió esta leyenda:

Según los griegos, la razón por la cual el desierto del sahara se ve como hoy, es porque Faeton, hijo de Apolo, ganó una competencia.

Su padre le había dicho que si ganaba, le daría lo que más deseaba.

Entonces Faeton ganó y le pidió conducir el carro solar. Apolo dudó, pero al final se lo permitió. Le advirtió que tenía que sostener fuerte las riendas de los caballos.

Faeton condujo el carro solar dirigiendo al sol al medio día, llegando la tarde perdió el control y la fuerza, y el carro casi cae a la tierra y quemó mucha de la tierra fértil y incluso parte del mar.

Poseidón sintió arder los mares y pidió a Zeus que hiciera algo. Zeus mató a Faetón con un rayo. Y por ese error de Faetón es que el Sahara hoy es un desierto.

Para saber más…

Hallazgo: El desierto del Sahara ocultaba millones de árboles en su interior

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog