Callos y hongos en los pies: eliminalos con este remedio natural

Callos y hongos en los pies: eliminalos con este remedio natural

2 minutos de lectura

Los callos y los hongos aparte de la estética pueden complicar la salud de los pies

Los pies son los encargados de soportar el peso del cuerpo a todo momento, a cada paso y en todas las circunstancias, a pesar de su importante trabajo en la vida, es común que no se esté pendiente de su estado y solo cuando llegan las dolencias e incomodidad es cuando se suele poner la dedicación que estas extremidades requieren. Entre las afecciones más comunes que suelen aparecer en los pies se encuentran los callos y los hongos.

Gracias a la presión, el roce y la oscuridad que brinda el calzado en los pies, es muy probable desarrollar patologías como el pie de atleta o los callos que tanta molestia e incomodidad generan en las personas al caminar, sin mencionar la inseguridad que esa situación ejerce a la hora de tener los pies al aire libre.

Según estadísticas publicadas por el portal especializado en el cuidado de los pies, Conforpie, el 50 % de las afecciones del pie son provocadas por un calzado inapropiado. Además, señala que las dolencias de los pies afectan a más del 90 % de los mayores de 65 años de edad.

Callos y hongos

Los expertos del portal Medical News Today, señalan que es posible luchar contra los callos desde casa. Simplemente, se debe tener el tiempo y la paciencia para llevar a cabo la siguiente recomendación natural para mejorar las condiciones de los pies.

Pasta de bicarbonato de sodio

Esta pasta se puede utilizar sustituyendo los exfoliantes comerciales, que sin duda ayudará a remover con el tiempo los molestos callos que generan dolor, además de tener un aspecto desagradable a la vista.

“Para preparar una, mezcla dos cucharadas de agua con suficiente bicarbonato de sodio para formar una pasta, luego agrega unas cuantas gotas de jugo de lima. Aplica la pasta en las áreas con callos y cúbrelas con calcetines, guantes o una venda de gasa. Repite esta aplicación por la noche hasta que el callo haya desaparecido”, señala el Medical News Today.

Otra de las recomendaciones clave es evitar el uso de objetos afilados para retirar o eliminar un callo. Hacerlo puede lesionar la piel y causar hemorragia o en el peor de los casos generar una infección.

Ajo y aceite de oliva

El portal especializado en temas de salud, Mejor con Salud, explica los beneficios del ajo y del aceite de oliva para preparar un tratamiento para los callos y los hongos en los pies.

“Las propiedades antifúngicas del ajo pueden ser de ayuda para combatir los hongos en los pies y disminuir problemas como la comezón, el agrietamiento y la sequedad. Por su parte, el aceite de oliva ayuda a ablandar las durezas y a disminuir el daño celular causado por las toxinas y los radicales libres”, detalla el sitio web.

Además, explica cómo se puede usar estos dos ingredientes naturales para hacerle frente a los hongos en los pies.

Callos y hongos

Ingredientes:

  • 5 dientes de ajo.
  • 5 cucharadas de aceite de oliva (80 g).
  • 1 venda adhesiva.
  • 1 par de medias.

Procedimiento:

1-Pela y tritura los ajos hasta obtener una pasta.

2-En un recipiente, mezcla esta pasta junto con el aceite de oliva.

3-Deja macerar durante dos horas.

4-Luego, lava muy bien los pies.

5-Aplica la mezcla en la zona afectada.

6-Cubre con una venda o paño.

7-Pon las medias y deja actuar el tratamiento toda la noche. Para mejorar los resultados se recomienda repetir el procedimiento dos veces a la semana.

En caso de no presentar callos ni hongos, también existen consejos que se pueden aplicar para evitar su aparición, dentro de los más importantes, según el Medical News Today se encuentran.

  • Lavar los pies con agua y jabón todos los días, luego secarlos cuidadosamente y aplicar una crema humectante.
  • Usar zapatos que se ajusten adecuadamente, ya que los zapatos muy apretados o con tacón demasiado alto pueden aumentar la fricción.
  • Usar las almohadillas de gel o plantillas de espuma en los zapatos evita el exceso de presión en la piel.
  • Usar guantes protectores cuando se realizan actividades que pueden causar callos, como jardinería, usar herramientas, levantar objetos pesados o andar en bicicleta.

Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de SEMANA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog