La patilla y los beneficios que aporta para tu piel

La patilla y los beneficios que aporta para tu piel

3 minutos de lectura

El uso de la patilla debe ir acompañado con una rutina de limpieza diaria

La patilla es una opción saludable como snack, jugo o ingrediente de una ensalada. Es una fruta perteneciente a la familia de las cucurbitáceas, al igual que los zapallos y calabazas, de acuerdo con el Departamento de Agricultura y servicios al consumidor de Carolina del Norte.

Esta fruta, aunque no tiene tanta fibra como otras, no tiene grasa y se caracteriza por ser un alimento rico en agua (el 92 % de su composición tiene este ingrediente vital). Esto le permite mantenerse a temperatura ambiente si no es cortada.

Entre sus nutrientes están la vitamina A, B y C, necesarias para la producción de energía en el organismo. También es una buena fuente de vitamina B6, B1 y de minerales como el magnesio y el potasio.

Uno de sus componentes es el licopeno, el cual “podría tener beneficios cardiovasculares, como disminuir el riesgo de infartos cerebrales”, según explica una publicación de The New York Times.

La patilla

La institución explicó que los antioxidantes que posee la patilla liberan al cuerpo de los radicales libres, los cuales, en cantidades normales, ayudan al organismo a liberar toxinas y mantenerlo saludable y alejado de enfermedades crónicas.

Además, esta fruta aporta varios beneficios para la salud de la piel. Según la revista especializada UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, estas son las cualidades que la sandía le otorga a la dermis:

1-Cicatriza: debido a la vitamina C que contiene esta fruta, es fundamental para la reparación de los tejidos en todas las partes del cuerpo. Esta vitamina ayuda a la sanación de las heridas y a la formación de tejido cicatricial.

2-Astringente: los compuestos de la patilla podrían contribuir a mantener el organismo libre de impurezas como las espinillas, el acné, los poros abiertos, entre otras. Una de las pieles más beneficiadas es la grasa, ya que ayuda a reducir el sebo en la piel.

3-Hidrata: fuente de hidratación y humectación, perfecta para la piel seca. Lo anterior debido a que se estima que el 92 % de esta fruta está compuesto por agua y electrolitos. Esto permiten prevenir la aparición de manchas, arrugas y líneas de expresión, y ayuda a tratar el acné y el exceso de grasa en la piel.

4-Retrasa el envejecimiento: existen alimentos como las frutas que ayudan con la producción de colágeno y, según la revista mexicana Glamour, la patilla cumple esa función. También, como se ha dicho, posee antioxidantes que previene el surgimiento de manchas, arrugas o líneas de expresión.

5-Exfoliante: “es ideal para utilizarse como exfoliante debido a su riqueza en antioxidantes. Gracias a estas propiedades exfoliantes, podemos eliminar las toxinas y los residuos del cutis y, en consecuencia, obtener una piel más radiante y joven”, explica UnCOMO.

Aprovecha las propiedades de la patilla

  • Para tonificar la piel. El jugo de sandía se puede usar como tónico facial y corporal, aplicado en zonas de la piel delicadas como el cuello y el escote.
  • Para cerrar los poros: La sandía tiene efecto astringente y ayuda a reducir los poros de la piel, la aparición de acné y manchas. Corta pequeños trozos de sandía, bien fresquita de la nevera, esparce sobre la piel, espera 15 minutos y limpia con agua tibia.
  • Para limpiar la piel. Puedes usar el jugo de sandía como limpiador facial. Aplica el jugo en un algodón y pásalo por la piel, deja secar y enjuaga con agua fría.
  • Para hidratar la piel: Su contenido en agua le convierten en una fruta ultra hidratante. Si quieres aprovechar su poder puedes elaborar una mezcla con un trozo de sandía, melón y un poco de miel. Pon la mascarilla casera en la piel, espera 10 minutos y aclara con agua.

De hecho, de acuerdo con el portal especializado en belleza Guapa, hacer colágeno casero es muy fácil, pues solo se necesita: un huevo, semillas de ajonjolí y miel.

Preparación y uso:

1-Triturar el ajonjolí en un procesador de alimentos o licuadora hasta obtener un polvo fino.

2-Cuando esto se haya hecho, añade una clara de huevo en un recipiente y agrega el polvo de las semillas.

3-Mezcla hasta obtener una pasta homogénea y agrega la miel.

4-Vuelve a revolver y queda listo.

5-Para aplicar esta mascarilla, se debe tener el rostro limpio.

6-Aplica, haciendo suaves masajes ascendentes.

7-Deja actuar por 30 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

8-Después de un tiempo, se lava la piel nuevamente con agua fría para cerrar poros y listo.

Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de SEMANA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog