Licuado de avena y sábila: prepara esta bebida y pierde peso

Licuado de avena y sábila: prepara esta bebida y pierde peso

3 minutos de lectura

Este licuado de avena y sábila es bueno para perder peso, mejora la digestión y evita el estreñimiento

Los beneficios de la avena para el organismo son innumerables. Según datos de La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA), este cereal además de nutrir y saciar el apetito, es muy apetecido, ya que tiene tanto la capacidad para apoyar la pérdida de peso, como bajar los niveles del colesterol. Así que prepara este licuado de avena y sábila y baja de peso.

Incluso, se considera un superalimento y un recurso diario que todos deberían tomar para cuidar de la salud. Además, es buena para el corazón, regular el peso, mejorar las digestiones y evitar el estreñimiento, explica el portal Mejor con salud.

La sábila también es muy conocida en el ámbito medicinal para bajar de peso y eliminar impurezas del organismo.

Licuado de avena y sábila
Licuado de avena y sábila: prepara esta bebida y pierde peso

Bajar de peso en forma saludable no se trata solamente de seguir una dieta o programa, ya que se trata de un estilo de vida que incluye una alimentación saludable y actividad física regular, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Además, la alimentación puede tener licuados que aceleren el proceso de pérdida de peso como lo es el de avena y sábila y para prepararlo el portal Recetas de Batidos señaló que se necesitan:

Ingredientes:

  • Una hoja mediana de sábila
  • Cuatro cucharadas grandes de avena
  • El zumo de un limón

Licúa todos los ingredientes y consume preferiblemente en ayunas.

No obstante, antes de consumir el licuado, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Adicional, es importante señalar que la bebida no hace milagros y debe estar acompañada de una alimentación balanceada y saludable que incluya proteínas, grasas, carbohidratos y todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Por su parte, como ya se mencionó, es importante realizar actividad física regular y entre las más comunes se destacan: caminar, montar en bicicleta o correr y todas ellas se pueden realizar con cualquier nivel de capacidad y para disfrute de todos.

Además, las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

No obstante, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacer ejercicio, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios.

De otro lado, respecto a la alimentación, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló algunos consejos para empezar a perder peso:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Comer cinco veces al día, pero porciones pequeñas para no exceder el consumo de calorías y es importante tener en cuenta que la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Concentrarse al comer y hacerlo despacio. Es recomendable masticar los alimentos entre 30 y 50 veces por bocado.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como el aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta. La ingesta diaria de azúcares libres debe ser menos del 10 % de calorías totales, aunque para obtener beneficios de salud adicionales lo ideal sería un consumo inferior al 5 % de la ingesta calórica total.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.
  • Tomar agua, aunque el consumo diario de este líquido es diferente para los hombres y para las mujeres, ya que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita cerca de nueve.

Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de SEMANA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog