Australia aprovecha la energía undimotriz con su fuerte oleaje

/
1 minuto de lectura

En las turbulentas aguas de Australia, nos da un ejemplo claro de su enorme capacidad para generar electricidad, una instalación que lleva ya un año suministrando energía a hogares del país y alcanza una interesante tasa de conversión del 48%.

El dispositivo se sitúa frente a la costa de King Island y se ha encargado de fabricarlo Wave Swell Energy. La unidad, de 12 millones de dólares y 200 kW, se construyó en Launceston y se probó en el Australian Maritime College. Una vez listo, en 2021 se remolcó a King Island e instaló en las aguas de Grassy Harbour. Desde entonces se ha probado en diferentes condiciones climáticas.

«El siguiente paso, avanzar y comercializar»

“Hemos operado la unidad y ha sobrevivido durante los últimos 12 meses en las duras condiciones del Estrecho de Bass y… hemos logrado los objetivos que nos propusimos”, explica a la cadena ABC Paul Greason, de Wave Swell Energy. La compañía calcula que en las condiciones adecuadas, UniWave200 generaría suficiente energía para abastecer a unos 200 hogares.

La plataforma de pruebas se ha situado en las aguas que separan el continente australiano del estado insular de Tasmania y allí, precisa New Atlas, ha estado aportando energía limpia a la micro red de la isla 24 horas al día durante 12 meses. El experimento, defiende la empresa, no busca tanto generar grandes cantidades de electricidad como probas la capacidad de la tecnología. El dispositivo de King Island permanecerá por lo pronto en el mismo lugar hasta finales de este año.

Continúa leyendo en Xataka.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog