Empanizado: trucos sencillos para lograr uno perfecto

Empanizado: trucos sencillos para lograr uno perfecto

2 minutos de lectura

El empanizado es una técnica especial en la cocina y estos sencillos trucos te ayudarán a hacerlo más sencillo

Una vez que entramos al mundo de la cocina nos damos cuenta del mundo entero que tenemos en ella y de la gran cantidad de secretos que esconde. Cuando nos detenemos a pensar en una infinidad de recetas que recreaba mamá o la abuela en un día a día, no imaginábamos siquiera que escondieran tantos trucos para hacerlas, incluso pensábamos que era de lo más sencillo, sin entender que en realidad es todo un ritual y que sí, conlleva todo una dedicación y ciertos trucos para realizarlo. Así que toma nota de estos trucos para que tengas un empanizado perfecto.

Justamente, una de esas técnicas importantes es el empanizado. Hace apenas unos días tuve un antojo enorme de hacer unas milanesas de pollo y me di cuenta que sí tenía un truco sumamente interesante y que para tener un resultado igual de perfecto que el de mi madre, mi abuela o la mismas televisión, debía seguir una serie de trucos que me ayudarán a que salgan perfectas o bueno, al menos si mejores y empanizadas por todos lados. Pero no hablamos más y te dejamos algunos trucos que seguro te ayudarán.

Empanizado

Secado

Uno de los primeros errores que tenemos al momento del empanizado, consta de la humedad de muchos de esos alimentos como lo son la carne, el pollo, el pescado o cualquier tipo de vegetal. Cuando los llevamos al empanizado, no pensamos realmente en que estos aún mantienen humedad y, al no secarlos previamente a pasarlo a nuestro sartén, lo único que conseguiremos será ver como se desprende el empanizado. Por ello te recomendamos pasar por papel absorbente y secar manualmente, retirar el exceso de líquidos y listo. Notarás la diferencia inmediatamente.

Harina

El pasar por harina nuestros alimentos, para posteriormente llevar al empanizado, siempre es de suma importancia. Y si lo ponemos en este contexto, sería el paso dos del empanizado perfecto y después de realizar el secado, pasa tus alimentos por harina y cúbrelos completamente, como dirían; no escatimes por harina, mientras más es mejor. Así conseguirás que tu pan se pegue perfectamente.

Reposar

Aunque esto parezca algo que no necesite, en realidad el empanizado sí necesita reposar, previo a llevarlo a freír. Los expertos recomiendan al menos 30 minutos antes de freírlo para que tengas un resultado extraordinario.

Cocción

El momento más importante de todos, sin dudarlo, es cuando llevamos al empanizado. Para ello, deberás tener tu sartén, olla, horno o freidora de aire en una temperatura de al menos 180ºC. De lo contrario el alimento tan solo absorberá la grasa y olvídate del acabado crujiente. También es importante utilizar un aceite vegetal para freír.

Condimento

Existe un tip que realmente los profesionales suelen aplicar y ese el condimentar tu pan molido. Uno de los grandes trucos por parte de los chefs es el hecho de que un pan molido condimentado con diversas especias darán un sabor extraordinario y diferente a tus recetas finales. Algunas opciones ideales son queso parmesano, ralladura de limón o naranja, cilantro, perejil, ajo, cebolla y más.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de GASTROLAB

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog