Envío de migrantes desde Texas a Chicago provocó molestia entre autoridades de Illinois y Burr Ridge

/
1 minuto de lectura

Gary Grosso, alcalde de Burr Ridge (Estados Unidos), criticó fuertemente al gobernador de Illinois, JB Pritzker, y a la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, por no notificarle sobre la llegada de decenas de migrantes enviados desde Texas, que fueron reubicados en dicho suburbio.

A los indocumentados, en su mayoría venezolanos, los trasladaron a un hotel de Burr Ridge, un plan al que no estaba preparado el alcalde Grosso, según reseñó Univision Noticias.

“Nosotros no teníamos idea de esto. Vamos a enfrentarlo y asegurarnos de que los migrantes se sientan bienvenidos y seguros, pero ni la ciudad de Chicago ni el estado nos avisaron. La alcaldesa de Chicago se quejó porque Texas no le avisó, y eso me pasó a mí”, comentó.

Tras esto, el gobernador Pritzker envió una carta disculpándose con el mandatario local. Y afirmó que el lugar de hospedaje se contrató como refugio de emergencia. Esto debido a que los albergues en Chicago ya no cuentan con la capacidad para continuar resguardándolos.

Sin embargo, Gary Grosso recalcó que la llegada de estos migrantes no puede afectar los derechos de las comunidades y residentes de Illinois. Aunque muchas de las personas que llegaron a la comunidad esperan contar con la oportunidad de comenzar a trabajar.

Continúa leyendo en El Nacional.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog